VA DE PAPAS. Siembra cercana

Me he planteado que las patatas pasen ya esta corriente siberiana que se nos echa encima bajo diez cms de suelo.

Aunque el nivel más superficial del bancal está más seco por la acción del sol y del viento de estos días, el terreno está a capacidad de campo. Es muy probable que el suelo se mantenga húmedo al menos seis u ocho días sin tener que regar para que continúe el ciclo vegetativo de la planta una vez pregerminada la “semilla”.

El suelo bien estructurado, equilibrado y con capacidad de retención de humedad es primordial para el cultivo de la patata.

Las raíces de la patata son finas y de débil capacidad de penetración. Hay que favorecer su progresión.

En otras ocasiones cuando sembraba en caballones incorporaba al caño (donde se asienta la patata) unas paladas de compost o incluso estiércol. No es necesario en esta ocasión habida cuenta de los trabajos continuados de fertilización orgánica.

Es proverbial la dureza del cultivo de la patata y en no pocas ocasiones he valorado comprar a los vecinos y dedicar tiempo y esfuerzo a otras plantas con tareas culturales más complejas, quizá, pero también más llevaderas. Quiero contribuir a cambiar ese prejuicio.

En consecuencia voy haciendo adaptaciones importantes respecto de algunas tareas, cambios en el cultivo encaminados primero a que el trabajo de siembra manual no suponga un sobresfuerzo, obviando todo el esfuerzo preliminar que supone la preparación del terreno. Pero también debo optimizar las cantidades de agua necesaria y afinar en relación con algunas tareas periódicas como binas y aporcados. No cabe duda de que se pueden obtener alimentos limpios y saludables en espacios mas reducidos.

En algunos terrenos, el riego por inundación lleva directamente a la aparición de adventicias y la consiguiente necesidad de retirarlas para que no compitan con los tubérculos. Y así sucesivamente a lo largo de casi todas las etapas de crecimiento de la planta. Debo desterrar esa idea penitencial del cultivo de solanun tuberosum en huertos de autoconsumo o familiares.

Con cada riego se desaloja buena parte del oxígeno presente en el suelo y disminuye su disponibilidad para las plantas.

En el sistema tradicional los caballones o surcos están muy expuestos a la intemperie, a la sequedad, la escorrentía, al endurecimiento de la capa superficial. En realidad se coloca la patata por encima del nivel bajo del caño y es por capilaridad y tensión del agua que ésta moja el terreno.

Las dimensiones de un huerto de autoconsumo permiten cultivar tandas de patatas en tablas de longitud variable adaptadas a las necesidades particulares de cada cual aprovechando el espacio con marcos de plantación ajustados y riego por goteo bien planificado, siempre en la galaxia orgánica, trabajando la “granja de microorganismos” y sin descuidar la incorporación de compost maduro e inmaduro en el tiempo.

Las instrucciones biointensivas sugieren, por ejemplo, situar el material de siembra en el espacio -después de los cultivos invernales de raíz- labrando al menos treinta cms profundidad. Se trata de eludir la suela de labor o los duros aporcados manuales de tierra con la azada. Debe procurarse una presencia de oxígeno aceptable el terreno.

Por el momento en esta fase inicial, para la primera mano de patatas, he establecido tres filas en un bancal de poco más de 1 m de ancho y cinco de largo con golpes de una pieza de patata sin cachear, separadas 35 cms y a una profundidad de tres veces su tamaño. (Entre 8 y 12 cms). Al tresbolillo.

Me decanto por sembrar patatas enteras, sin cachear. No están claro que algunas prácticas redunden en mejores rendimientos.

La patata rajada acarrea trabajo extra. En primer lugar se ocupa más terreno para el cultivo y a su vez exige mayores esfuerzos de preparación del terreno, más cantidad de fertilizantes o compost que acarrea trabajo añadido. Tampoco parece llevar poco tiempo seleccionar y trocear adecuadamente las piezas, curar la gran herida que se genera con ceniza para evitar que aparezcan enfermedades. Trocear la patata parece cosa de nigromante.

Tengo para mí que se ha pretendido a lo largo de la historia el aprovechamiento de la semilla y la plantacion de más pies. La semilla nunca es barata. Si la patata entera, con varios grillos (de dos a siete) genera más raíces, donde apareceran las tuberizaciones, es razonable pensar que se producirá más tubérculo por pie, en menos espacio.

La siembra cercana en tablas o paradas permite desarrollarse a posteriori un eficiente microclima y reducir, por tanto, la dimensión de los espacios que no se aprovechan destinados, por ejemplo, a caños y pasillos.

Este método implica una forma de estimular el desarrollo de las plantas en un suelo suelto, en horizontal pero también en profundidad, antes de que se inicie la tuberización.

Por precisar, para este caso se establecen 21 matas en cinco m cuadrados. Los rendimientos son otro cantar y habrá que esperar en torno a 120 días (para la zona centro peninsular) para confirmar los resultados de otras campañas.

Distribuir

Y tapar…

Por otro lado la nascencia está supeditada a la temperatura y la humedad de la tierra en los siguientes días. No es necesario regar, en tanto no sean visibles en superficie las primeras hojas. Mejor que pasen un poco de sed antes que se cuezan literalmente o se pudran si sube la temperatura.

El riego por goteo aplaza la compactación y permite eludir entrecavas periódicas para airear. Si hay una tarea determinante en el cultivo de la patata es el aporte del agua en los momentos precisos y de más exigencia para evitar, en todo caso, los problemas que desencadena el estrés hídrico. Un mal riego puede malograr la calidad del tubérculo.

Quizá pueda documentar más adelante en otras fases, la cobertura de paja que permite de forma eficaz mantener la humedad, en tanto se reduce la evotranspiración, pero se puede además controlar la proliferación de hierbas que aparecen donde menos gusta;es viable conseguir que la luz no incida directamente sobre la superficie del bancal. La luz es capaz de penetrar gradualmente a distintos niveles de la tierra en función de su estructura. Si no se hacen aporcados se acaba descubriendo el tubérculo que verdea por la aparición de la clorofila y puede presentar toxicidad.

No hay en principio grueso predeteteminado para los acolchados y procuro no racanear en la incorporación de capas.

Las patatas manifiestan en función de las variedades una cierta forma oblonga o longitudinal; muestran mas claramente la dominancia en la aparición de grillos en una zona cocreta. Esto me permite asentarlas concienzudamente, con la parte más despejada tocando el fondo suelto del hoyo y los brotes hacia arriba, antes de tapar.

Las “semillas” pueden mostrar un brote apical más vigoroso que algunos hortelanos aconsejan retirar para promover el reparto de las reservas, entre los demás y equilibrar la progresión de los tallos.

Brote apical más desarrollado en patata kennebec.

Red pontiac (semitemprana) y kennebec (temprana). De carne blanca, ambas tienen una post-cosecha corta y no son las más adecuadas para guardar.

Voy a sembrar dos de las variedades más cultivadas en todo el mundo. Y se entiende por las excelentes características culinarias… (de “carnes” suaves y mantecosas) la homogeneidad, el calibre y los buenos rendimientos.

He tenido que ir descartando cualquier intento de recuperar alguna variedad tradicional o local. Habitualmente ofrecen una morfología menos aparente. No es cosa menor que se pelan mal y tienen más desperdicio debido a la irregularidad de los tubérculo o a las fisiopatías, por la predisposición a enfermedades en general. Aún así, afortunadamente, se puede encontrar patata certificada, en ecológico, de excelente calidad.

Patata red pontiac para siembra.

Se corren riesgos severos si se introduce en la huerta patata de origen poco seguro, entre otras cuestiones porque puede inocular virus y oresentarse enfermedades en el suelo que permanecerían latentes en la tierra durante muchos años, después de renunciar al cultivo.

La imagen que aparece más abajo puede ayudar a comprender el ciclo de la planta, las fases de rirgos más intensos y conocer mejor otras buenas prácticas.

Etapas de crecimiento de la patata . Fuente: Agricolum

El tubérculo es un fuerte consumidor de nutrientes y es muy importante tener clara la sucesión del cultivo en el bancal. Viniendo de hortalizas de raíz, posiblemente entren en el juego de las rotaciones en El prado de La Isla plantas de hoja y luego una leguminosa. Pero está por ver, en cinco meses.

En otra tanda sembrare unos kilos de patata rate, variedad a la que ya he dedicado espacio en este blog.

Patata rate.

Salud.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s