ALGUNAS NOTAS A PIE DE FOTO.

“Menudo desafío: escribir desde la tierra, y decirla.”
E. Galeano.

No permite la actividad de estos días dedicar tiempo a generar mollares y enjundiosos contenidos en la gaceta hortelana. Pero no dejo de documentar y fotografiar, de tomar nota de algunas incidencias relacionadas con los cultivos o las sensaciones derivadas de los trabajos habituales.

La primavera de 2018 es espléndida y las plantas, agradecidas, ofrecen su mejor cara sin darse la mayor importancia; van quedando acicaladas, reparadas, aporcadas o meridianamente tuteladas según sus requerimientos.

Pero nunca se llega a todo y al pasar hacia la caseta por no importa qué sector de la huerta en busca de un almocafre o un royo de cuerda, observo las tareas pendientes, la necesaria recuperación de una intervención dejada a medias o me percato del necesario comienzo de una nueva fase y los trabajos que suceden a otros que fueran llevados a buen término.

Salgo al paso con semillas en los bolsillos para las siembras directas, si hubiera lugar, y mirando por completar lineales de plantas. Orca, azadilla, pala, carretilla… vuelta a por paja o cañas, riegos manuales de asentamiento, reposición de marras, enmiendas en los sistemas de riego… sus piezas sustanciales.

Busco cada temporada, con las visitas virtuales o las charletas con otros hortelanos, especies y variedades inusitadas para sorprenderme y diversificar, por pura manía renovadora.

Se puede intentar fijar un instante hortelano por medio de estas entradas en el blog sobre la idea de una composición donde cada elemento se manifiesta de forma unitaria, independiente, pero que no se concibe sin las vinculaciones tan sutiles de su mundo con otros y dirigidos por el azar o la oportunidad del gesto.

Aunque es difícil captar esa forma total con la mirada o el pensamiento, siempre en transición, todas las teselas, los enjarjes necesarios para trabarlas, congenian.

Lo que si puedo considerar regular es la confección de un modelo irrepetible, innumerables momentos detenidos que explican la profusión de imágenes para dar cuenta en este medio.

La planta de tomate es una de las unidades básicas de construcción hortelana y sobre ella quiero que se hagan los replanteos; una intención inseparable de las tareas que durante seis u ocho meses hay que realizar.

Otras veces es muy sencillo: un tubo de riego autocompensado a lo largo del cual se sitúan unas pipas de calabaza y una pequeña campa, aun sin labrar, para que pueda poblarse mirando al otoño.

Paisajes incipientes con grandes caballones que durante decenios pueden albergar espárragos.

Filias ocasionales de alcachofa y maíz peruano.

Vistosas enseñas de la fertilidad. No acabo de decidir sobre el corte de la flor de la patata para mejorar el rendimiento.

Otros colores, formas y texturas empiezan a ser habituales…

Y se incorporan nuevos registros como ésta brillante y cerosa komatsuna (Brassica rapa var. perviridis). Inició su ciclo esta subespecie en el final del invierno, desde el semillero, y es en el mes de mayo cuando está en plena producción. Han sido ya varias las cosechas que he realizado retirando las hojas externas más grandes.

Otras asiáticas como tatsoi (Brassica rapa var. rosularis) hace tiempo que comenzaron a florecer y he dejado algún pié para recuperar semilla.

Con sólo divagar sobre estas intimidades del huerto…

La experiencia con la lechuga espalda de trucha o pecosa (como la venimos nombrando algunos hortelanos) está siendo singular y de resultados insospechados.

-El índice de nascencia ronda el noventa por ciento.

– El desarrollo es lento y pausado al menos cuando se sale del invierno. Frente a otras de crecimiento rápido, híbridos muy conocidos , que absorben agua con mucha eficacia, la lechuga pecosa se demora y tarda en echar las hojas centrales hasta el punto que

– No se espiga con facilidad. Es ésta una cualidad muy apreciable porque permite hacer siembras más generosas sin miedo a perder gran parte del plantel en cuanto hace un poco de calor y cosechar escalonadamente.

– Tolera bien las temperaturas más frescas.

– Características organolépticas dignas de mención, habida cuenta de que no amarga y ofrece matices en la ensalada verdaderamente distintivos respecto de otros tipos.

Si bien es cierto que ya desde el semillero y de forma suficientemente marcada pude apreciar dos tonalidades de hoja (una más tostada que la otra) por debajo de las delicadas manchas, no creo que vaya a tener mayor cuidado a la hora de cosechar la semilla para diferenciarlas.

Tengo para mí que se trata de una muy respetable y atractiva variedad tradicional (como aquella negra de La Sierra de Francia, que comencé a cultivar hace unos años) que pone el listón muy alto para otras convencionales y más comunes, planas en el paladar.

Como tampoco las lechugas van a estar todo el verano en la cabecera de los bancales he colocado unas semillas de altramuces con idea de reproducir la planta y tener alternativas leguminosas. No está de más conocer el comportamiento de la planta, sus estados fenológicos y posibilidades de aprovechamiento además del nitrificante o mejora del suelo en general.

Y fresillas Mara de bois y onagra y ruibarbo japonés o shiso (Perilla frutescens var. frutescens y la Perilla frutescens var. crispa,) de las que quisiera dar cuenta, si han sido mis carnes las que han completado su cultivo.

Entre tanto dejo que cante el gallo.

Salud.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ALGUNAS NOTAS A PIE DE FOTO.

  1. Anton Pirulero dijo:

    Amigo Paco,sigue siendo un paseo por aqui como un soplo de aire fresco y limpio. La primavera cantábrica no es tan luminosa ni enérgica, y el verano amenaza con no llegar nunca excepto a cachitos. Pero las plantas van creciendo. Es el pago por tener un clima muy suave que permita cultivar desde hortensias hasta aguacates y cítricos.
    Un saludo.

    • Paracelso dijo:

      Cuánto tiempo,! Antón.
      Siempre es grato saber de los vecinos virtuales y amigos.

      Creo que una de las opciones más apetecibles es hacerse con una autocaravana y migrar de Almería al Cantábrico según apetencia y estaciones… pero con huerto en cada lugar…
      Ahora ando anclado por estos huertos, que aquí en Madrid están dando éste año muy buenas sensaciones . Supongo que tendré tiempo para ir ilustrando estos procesos…
      Salud.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s