DESPUES DE TANTO TENDEDERO PARA TAN POCO TOMATE.

Una economista agrícola del oeste de Stavropol que proseguía sus estudios en la Universidad Humboldt de Berlín (el dinero para vivir lo ganaba en un establecimiento de Wedding), insistía en que el amor como objeto de trabajo para las personas civilizadas tiene su sede no en el interior del individuo, sino en que es la red que surge espontáneamente entre las personas que mantienen entre sí una relación amorosa. Dicha red es siempre más rica que las intenciones de las dos personas que deciden quererse […] Hasta la mirada casual de un transeúnte pude aportar algo, y todas esas cosas el otro no tiene por qué compartirlas ni saberlas” 

                Alexander Kluge. El hueco que deja el Diablo.


Del mucho hacer a no hacer nada no hay más que todo un corpus de modelos agronómicos, con sus seguidores, dispuestos -en más ocasiones de las que serían deseables- a no ceder ni un ápice en ideario, normativas o postulados.

Si bien la ciencia hortelana tiene una faceta que entrampa los sentidos -y por tanto el gozo-  no es menos estrecha su vinculación al pensamiento, hasta  el punto de otorgar, en espacios relativamente pequeños, con tareas amables,  suficientes satisfacciones de orden intelectual,  pero también sensaciones muy cercanas a la serenidad.

Y aunque no siempre es la laboriosidad desatada lo que más nos convenga, la imaginación excita ciertas tareas y se les va dando suelta si las deidades familiares y del agro así lo dispusieran

Cuando el huerto es pequeño también se puede profundizar en el aprendizaje  de algunas tareas culturales que no perjudican a las hortalizas, pero muy al contrario permiten corregir el rendimiento, la salud, el aspecto final de los frutos. Por ejemplo, tutorar.

Entiendo que son los cultivos de verano los más  necesitados de estas instalaciones temporales. 

Voy levantando semana a semana unas estructuras un poco más elaboradas para las tomateras.
Si las  solanáceas no están bien ancladas por el sistema radicular, el  viento, los aguaceros y chaparrones que nos agitan algunos días pueden tumbar todo el huerto en un rato.
He probado distintos apaños a lo largo del tiempo -con la connivencia explícita y anónima de muchos huerteros- para afianzar y mantener erguidas las plantas del tomate  y hasta ahora han sido éstas las que de forma habitual terminaban, con agua, sol y buenos alimentos, campando a sus anchas, enmarañadas.

Los procedimientos  tradicionales de tutorado empleando cañas, estacas, cuerdas, tablas, (más recientemente las mallas agrícolas) o el simple caballón alzado, me vienen pareciendo precarios en según qué modelos de cultivo o variedad; quizá no llego a conocer bien aún el empleo de cada técnica.

Trípode de bambú para cultivar pepinos en vertical con un tirante para aguantar la tensión del cable. Foto: huerta agroecologica en Leganés (España)

Con menos terreno cultivable puedo dedicar también más tiempo a cada planta, individualizarla, observar  sus querencias y, si fuera preciso, hacerle  un soporte a medida.

IMG_20170623_191845583

 Mucho tutor ahora para tan poca mata, esta temporada

Podemos hacer referencia a algunos modelos básicos.

Como por ejemplo un canónico entramado en forma de caballete  más o menos alzado a base de cañas, varas o ramas, varillas de hierro forrado con tubo corrugado o de bambú…

Se ven en vivo y en las redes sociales, trípodes a modo de tipi indio para plantas aisladas, o estructuras metálicas estables, complementadas con tutores en espiral de acero galvanizado que abrazan los tallos principales;  estructuras con mallas de hierro o varas de fibra de vidrio.

Tutorado tradicional del judion con tres palos en la Comarca de Barco de Ávila.  Foto: cortesía Sergio.

Se utilizan en túneles y viveros macarrones elásticos  que parten desde el pié de la planta y que el hortelano va enrollando alrededor del tallo principal y tensando hasta un soporte superior, corrido, por encima de la fila de plantas, de alambre o similar. Pero también  se emplean en campo abierto, estructuras metálicas o bastidores de madera donde atar  el extremo superior del cabo o rafia. No es fácil encontrar en la ciudad cuerda de pita con que suelo hacer las ataduras de forma preferente;  es orgánica, se degrada con facilidad y el nudo se aprieta cuando se moja. Estas técnicas van bien cuando la planta tras decir la poda crece con una sola rama principal. (En general con menos rendimiento.) Para variedades y prácticas con más ramificaciones la tarea se complica.

Pueden emplearse, a falta de materiales rígidos y alargados,  postes anchos bien clavados en el suelo con tensores en ambos extremos de las filas de tomate para tender cuerdas, pasándolas a ambos lados de las plantas y a distintos niveles. El manejo del tutorado con cuerdas es rápido y barato, se trabaja menos, pero tengo la certeza de que la planta si persiste  en su tendencia a acodarse y a bailotear con intemperie, en su querencia  a asilvestrarse, no va a resultar  fácil hacerse con ellas

Y palets o jaulas metálicas redondas o cuadrangulares que se pueden adquirir en centros especializados.

Pero una planta puede colgar, así mismo, de un contenedor,un cubo,  macetón  etc, accesible y que sustente todo.

FB_IMG_1499521742261

Hay otros elementos sustentantes especialmente acertados desde el punto de vista estético, como éste de Bengt Andren

Cualquier soporte es válido, efectivamente, si cumple su función  esencial: aislar de forma estable la planta del suelo, sujetar el peso del follaje y de los frutos a lo largo de todos los estadios del crecimiento, hacer más cómoda la recolección y facilitar  el acceso diáfano a las bayas, pero también la observación de los mismos o la realización de las distintas tareas de limpieza y eliminación de hojas secas.

Cuando se clavan las cañas en la tierra al pie de cada planta y se atan en la parte superior formando esa galería piramidal tan popular, limito en buena medida el acceso  visual o manual, más aún  cuando el marco de plantación es un poco apretado. Creo que se está contraviniendo la tendencia  natural de la mata -incluso a ras de tierra- a extenderse, a abrirse buscando la luz, al menos por lo que se refiere a solanáceas.

De modo que la estructura convencional para sujetar una serie de plantas vigorosas va implicar, al menos ésta temporada, algo más elaborado que un simple poste, cabo, o guía  y  – sin tener en cuenta las determinaciones intensivas y comerciales- el empleo de un sistema alternativo múltiple, basado en un ingenio mas cerrado al pie y en la posibilidad de abrirse a la par que  las ramas en forma de embudo, copa o sus variantes.

Partiendo de esa estructura básica en forma de “uve” para plantas de pequeño porte o determinado, pueden plantearse otras alternativas o variantes válidas incluso para pimientos y berenjenas que cargan frutos pesados e ir ganando en altura y resistencia en función del crecimiento de las matas.

La opción de un un agronauta en la red

Tiendo a un sistema que me permita incorporar elementos a medida  que van apareciendo los pomos florales.   Es muy fácil, luego, llevar las bayas a descansar sobre un peldaño o soporte horizontal.

Es habitual que algunas variedades superen por arriba el nivel  de cañas  u otros elementos  sustentantes establecidos y  -si no se despuntan las ramas- caigan en cascada cubriendo las partes bajas dando sombra o limitando la aireación.

IMG_20170629_125049784

Esta planta de tomate chocolito va a necesitar varias ampliaciones del trípode.

Al comenzar  los cultivos de verano no pueden faltar tutores  y ya desde principios de primavera voy inventariando el material disponible o reponiendo, si fuera preciso, el más deteriorado. Las cañas, si se cortan en febrero y se guardan bajo techo en invierno, pueden durar varias temporadas.

Para el huerto de verano estoy preparando una estructura  básica cruzando elementos de los materiales  más diversos  a un metro de altura; tubos clavados al pie de cada una de las dos líneas de plantas, cruzados en forma de tijera y atados  para ir situando otros soportes verticales u horizontales según sean las necesidades.
 Un tendedero de tomates con diversos elementos que me permite atar de forma minuciosa casi cada rama y  abrir la planta a la circulación del aire  o el flujo de aromas de otras auxiliares y la incudencia del sol. 

IMG_20170623_191208988

De forma habitual voy retirando hojas secas o muy deterioradas y cuando el tallo principal es suficientemente robusto, es posible recuperar las cañas más bajas que quizás sujetaran el primer nivel de tomates, para reutilizarlas mas arriba.

Para otras manos de tomate he colocado golpes sucesivos  de tres cañas perpendiculares al suelo, con una estructura  zigzagueante y adaptada a un tipo de planta concreto. Sólo cabe ir añadiendo peldaños cada semana.

IMG_20170703_114917442

Nuevos soportes verticales pueden rectificar la altura.

Las ramas no van a salir fácilmente de estas estructura, ni  se  van a tronchar con facilidad por su longitud, el peso de los frutos o por el azote de los meteoros.

Algunos hortelanos especializados que disponen del terreno suficiente,  miman sus plantas o quieren evitar rigurosamente la hibridación, insisten en sembrar cada planta de tomate a la distancia que pueda marcar un adulto con los brazos extendidos hacia todos los puntos cardinales.  Valen en estos casos estructuras de madera bien armada.

Foto: Dean Slater. EEUU.

Sabemos que la voz “cultura” tiene la misma raíz que “cultivo”. Y cultivar supone trasformar un espacio físico, realizar una serie de labores de muy diversa índole relacionadas con las plantas, los insumos y algunos materiales complementarios; es trasformar con ritmo una realidad por otra, al mismo tiempo que toma sentido el tiempo que se le dedica. Cultivar no sustituye a nada. Nunca se puede olvidar al hortelano.

Es estimulante montar soportes al ritmo lento de las plantas. Una navaja y una bobina de cuerda en el bolsillo son suficientes esta tarde.

Salud.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s