UN GUSANO GORDO. IPOMEAS BATATA

Continúo plantando  algunas hortalizas que toleran de forma meridiana las temperaturas alternantes de este inicio de primavera. Esta vez una de las distintas plantas elevadas a los altares de las hortalizas milagro.

Plantón en lahuertadelosrobles

En efecto nutricionistas, herboristas  de pro indican que la batata es una hortaliza con “propiedades funcionales” y milagrosas, de modo y manera que contiene compuestos y principios activos de vital importancia para prevenir y curar enfermedades, como otras cuantas docenas de hortalizas, pongamos por caso.

Arduo trabajo  éste, el  del consumidor aplicado y sensibilizado,  de atender a las excelencias de todas y cada una de  plantas y alimentos imprescindibles en la mesa para cada uno de los sistemas y órganos corpóreos.

El  factor primario para la prevención de las dolencias y de la salud humanas es comer; es interesante, a la postre, comer bien. Si además, comer tres veces al día batata redunda en la deflación de las inflamaciones prostáticas, tanto mejor.

Foto: lahuertadelosrobles

La batata y sus cultivares, junto con los tubérculos cumplen un papel esencial en sustento de la humanidad y representa en algunos países un alimento tan importante como el pan en Europa… el arroz en  Asía o  el camote y la patata del sub-continente americano.

Tengo la impresión de que en los últimos años no ha sido  frecuente en algunos mercados urbanos; más bien una rareza en algunos puestos de verdura, (desprestigiada, quizás, por ser cosa de pobres) en beneficio de otras hortalizas con más enjundia y también, cómo no, más funcionales.  Quiero deducir, no obstante, que no ha dejado de ser un referente en algunas comarcas españolas donde su cultivo en huertos familiares ha sido y es frecuente.

La batata representa, junto con otras convolvuláceas o la legumbre, una hortaliza saciante  y redentora en los difíciles años de la posguerra Española, cuando acceder a las verduras, la carne o el pan en no importa qué regiones  era una quimera ¡Cuántos boniatos y castañas se habrán asado en el rescoldo del hogar! ¡Cuántos homenajes  de barata dulce!…  Guardo el testimonio de mi madre, pero hay  otros  bien documentados. En Andalucía   era común cocinarla con unos palitos de canela  y azúcar.

He descubierto al intentar documentar esta entrada que en África se conoce como Cilera abana, esto es,  protector de los niños, incidiendo en el papel que cumple en el intento de erradicar del hambre.

Es paradójico, al mismo tiempo, que un engrosamiento de raíz tan humilde y de tan bajo coste de producción pueda alcanzar, hoy por hoy, precios tan sensibles para los bolsillos en algunas épocas del año  y para el común de los consumidores; su cultivo es, por otro lado, proverbialmente sencillo. El boniato no ha sido ajeno, es de suponer,  a los manejos de la agroindustria.

En los comercios del ramo es más frecuente la batata de California, normalmente de mayor tamaño, de aspecto rugoso, acostillado, pero de carne manifiestamente más dura y basta, menos aromática y de inferior gusto.

Los ejemplares que tan liberalmente me cediera el Huerto 2.0,  plantados en tierras abulenses y después de alguna peripecia de tipo logístico,  fueron presa de alguna bacteria, nematodos u otros accidentes desencadenados por las prisas, la tosquedad del hortelano (que no conocía, o no supo ver bien, qué ni cómo los maltrataban) o la siembra directa temprana quizás, de modo que hubo que intentar de nuevo su cultivo a partir de unas piezas procedentes de unos productores insulares.

La batatera es una planta que no solía presentar problemas fitosanitarios, sin embargo en los  últimos años las plagas introducidas en la península desde los  años setenta, y que afectan a las hortícolas más comunes, han infestado también este cultivo por lo que no será raro encontrar pulgones en los tallos tiernos o  la mosca que trasmite algunos virus…

Me interesa sobre manera, cuando pretendo conocer una planta para cultivarla -por delante de anécdotas o curiosidades- toda la información que pueda recabar referida a las tareas culturales, a lo que hacen los horticultores para llevar a buen fin todo su ciclo vegetativo y poder cosecharla y consumirla.   En Lanzarote, por ejemplo, se suele hacer la labor a mano. Se realizan hoyos de 50 cm de largo,  30 cms de ancho y 50 de fondo, donde se colocan unos puñados de estiércol o compost y se tapa con tierra hasta formar un pequeño caballón; en éstos  se colocará un esqueje de batata  largo sin arraigar acodado.  Para proteger el cultivo de los vientos dominantes suelen los hortelanos establecer bandas de cereales. Una técnica de bordura que asumiría cualquier permacultor  u hortelano que trabaje en eco.

Aunque la batatera aguanta bien la escasez de agua, dosificarla con tino  es fundamental porque puede duplicar el rendimiento de la planta. Al final del ciclo, cerca ya de la cosecha, es muy recomendable retirar el riego para evitar que la calidad de las raíces pueda verse afectada con la aparición de pudriciones y una mayor presencia de fibra.

Estas plantas gustan de la materia orgánica aun estando fresca. Es un cultivo anual  que tiende a echar largas ramas y deben cortarse, en beneficio de los grandes nódulos. Este falso tubérculo, tan dulce y aromático como  poco exigente,  puede ser toda una conquista en este terreno de la Cañada de los Molinos -en principio poco preparado- en el que se reconfigura la huerta familiar. No parece que vaya a ser un problema asociarla, en esta ocasión, con los tomates.

Sólo poniendo la batata en el terreno con buena industria podrá confirmar su rusticidad de rendimiento.

 Batatatera en el Jable de Lanzarote. Foto: Agrolanzarote.

 

Durante este lapso invernal he mimado la progresión de dos batatas, atesoradas durante algunos meses en una caja de zapatos. En un recipiente trasparente, con unos puñados de compost he podido examinar la aparición de las raíces o fiscalizar el avance de unos brotes, que  se estiraban  hacia un verde bermejo muy  llamativo.

La batata dulce, conservada en condiciones apropiadas, tiene una larga post-cosecha y soluciona muchas cenas con poco más que un golpe de horno, endulza y suaviza alguna crema o ennoblece algún postre.  Voy a continuar  poniendo esta comida de pobres en el lugar que le corresponde, entre las preferencias de las bocas más cercanas, acaso  porque no siembro apenas patatas, pero sobre todo por su excelente sabor. Debería recordar hacer alguna cata con las hojas más tiernas, un tanto suculentas , escaldadas, como se hace con espinacas o acelgas

Procuro averiguar el  nombre del tipo o variedad de las plantas que empiezo a cultivar, pero no quiero aburrir a los lectores, ni equivocarme aventurando descripciones de las que no estoy seguro se ajusten a la realidad.  Lo que me interesa es comprobar en otoño que los frutos se puedan comer, estén tiernos y tengan ese color característico  que proporcionan los pigmentos anaranjados y rojos,  pero también las formas que caracterizan a este cultivar de carne muy fina, piel lisa y menos fibrosa que otras; tampoco tiene  arrugas o irregularidades importantes y se aprovechará mejor.

En la cabecera de un bancal anejo al de las  patatas azules he practicado un hoyo detrás de otro para después mezclar con la tierra extraída un cubo de compost y poder tapar, hasta casi en gollete, los dos plantones.

Acurela Rosa Prat.

Estos tubérculos necesitan suelos frescos y profundos. He colocado los dos ejemplares con brotes e incipientes raíces separados sesenta cms y rehundidos, procurando que las hojas no superen, por ahora, el nivel del suelo. En unas semanas  se pueden acabar de arropar o aporcar las plantas y evitar tener que levantar los caballones triangulares del cultivo convencional. Las hojas tiernas están más protegidas del viento seco de estos días en el fondo del alcorque, en tanto que se van arreglando con la intemperie. Las batatas van a vegetar en un suelo arenoso muy favorable.

No es, con seguridad , la forma canónica de sembrar la batata, pero quisiera asegurar la reproducción utilizando los métodos de otros tubérculos para en otras campañas atender con más experiencia la siembra por medio de esquejes. No me he atrevido a trocear estos falsos tubérculos  para conseguir más pies. Al  a fin y al  cabo van a permanecer bajo tierra un buen número de yemas u ojuelos de donde, necesariamente, surgirán las raíces susceptibles de engrosar.

No debería olvidar el despunte o la poda del ramaje más alto, cuando la planta se acerque al metro y medio de altitud, para evitar mermas en la tuberización.

Es ésta una opción más de diversificar los cultivos,  otra alternativa en las rotaciones a las liliáceas, y solanáceas, pero también en los acompañamientos.

Flores como un suspiro. Foto ros prt.

Seguiré dando cuenta de las evoluciones de este gusano gordo. Unos puñados de paja mantienen el suelo cercano más freso. Esprermos que no esté entre las preferencias alimenticias de las aves.

 

Algunas fuentes de interés.

http://www.agrolanzarote.com/actualidad/publicacion/que-beneficios-para-salud-tienen-batatas

http://www.cabildodelanzarote.com/areas/agricultura/tripticos/batatas.pdf

http://m.siembra.webnode.es/news/informacion-general-de-el-boniato/

http://eraseunblogrecetario.blogspot.com.es/2011/12/erase-un-boniato.html?m=1

http://historiacasasviejas.blogspot.com.es/2012/05/los-boniatos-de-la-postguerra-1.html

http://losfogonesdemimemoria.blogspot.com.es/2011/02/dulce-de-boniato.html

https://historiasypinturas.blogspot.com.es/2012/09/boniato-bonito.html

Fotos Rosa Prat.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Los cultivos. Guarda el enlace permanente.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s