AL TOMATE DESCONOCIDO.

 
En ocasiones surgen de forma espontánea entre sustratos, contenedores y terrones algunas plantas de tomate malandrinas. Que si se sacude uno las últimas semillas de las manos, que si vuelan o se vierten de algún sobre… Aguantan varios meses agazapadas, latentes y encuentran entre las ornamentales y los plantones de invierno, a cubierto,   las condiciones para desarrollarse al margen del cuidado y la atención del hortelano. El mejor semillero es el olvidarse de que hay que hacerlo.

Un día comienzan a ser viables, de modo que  se van trasplantando sucesivamente a contenedores más grandes hasta que exhiben toda su lozanía, cargadas de flores a mediados de mayo. Plantones espléndidos, adelantados a su tiempo. Hoy toca trasplantar algunos ejemplares “macetarios”de tomate.

20160521_111943

Un tomate desconocido, por tanto, que sobrevive, que tolera el trasplante más que aceptablemente y que es muy probable que produzca bayas antes de lo habitual. Precocidad imprevista y sin premeditación.  Son esta vez tres plantas que pongo un poco apartadas en el huerto, lejos de las galerías acostumbradas para este año.  Sin saber la identidad de la variedad podemos jugar a vislumbrar por el tipo de hoja, el color del tallo  o su vigor cómo va a fructificar.

20160521_112040

Va siendo hora ya de ir arrancando algunas hileras de habas. Los ajos ya poco van a hacer en la tierra y se sacan para exponerlos al sol de mayo. Va haciendo falta también espacio para colocar en un par de semanas las siguientes promociones de tomates, berenjenas y pimientos.

20160521_111752

Este año voy a establecer una siembra escalonada en función de los tamaños que alcanzan las plantas y atendiendo a las asociaciones más o menos canónicas. Es preciso buscar la mayor incidencia del sol en las plantas y que la luz pueda repartirse más horas sin hacerse sombra unas a otras.

20160521_111725 (1)

Para cada bancal una primera línea trasera con referencia al paso del sol de tomate de porte indeterminado y delante otra calle con pies de pimientos y berenjenas o cebollas intercaladas… No me acaba de convencer la siembra más intensiva en hileras separadas apenas por medio metro. El año pasado las plantas que recibía menos luz a la sombra de otras hermanas fueron mucho menos productivas.  Es más difícil acceder a las plantas, los goteros quedan abandonados a su suerte y la maraña de ramas, hojas y tutores, a la postre, dificulta el trabajo. Mucho forraje y poca carne roja y verde.  Pensemos pues mejor en pies más exentos, separados y al pie otras solanáceas o plantas auxiliares, aliáceas.

Algunos bancales pueden organizarse a la inversa y que las matas que llegan a dos metros de altura cobijen lechugas de verano o plantas de hoja.  El sol implacable en Castilla no perdona una mala gestión de los cultivos en pleno verano. La huerta representa una buena ocasión para jugar con los espacios disímiles.

Por el momento voy a remover la mitad del bancal donde estaban las habas pero manteniendo algunos pies, buscando que éstos den sombra a las plantas un poco tiernas de tomate lágrimas de oro. En cuanto se adapten salen por pies estas pantallas vegetales y se instalan otras especies.  Apenas es necesario hincar un poco la orca y levantar el bocado. No está la tierra hecha adobe como la temporada pasada.

20160521_111741

Refiere algún experto bien informado que se manejan al menos treinta mil variedades de tomate en todo el mundo.   Es quizás la planta hortícola más popular y una de las que más y mejor se ha comercializado.

Ese año se han perdido en lahuertadelosrobles una decena de planteles y no parece que vaya a repetir con muchos tipos respecto al año pasado.
¡Cuántos tomates ignorados y desconocidos en todo el planeta! En los patios traseros, el valles recónditos, en los laboratorios de las facultades del ramo o en las granjas de Sudamérica, en la aldea centroeuropea, en las comunidades alpinas,  en las colecciones de los más obcecados por un color…

De modo que no voy a repudiar ninguno que llegue de pura casta, los inmaculados,  pero tampoco   los espontáneos  que puedan venir de los más que probables cruces, condenados a no llegar  ningún sitio y que  se generan en esta confabulación hortelana de principios de siglo.

Ha florecido el sauco del vecino ;voy a pedirle unos capítulos para hacer un poco de vino….Salud.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a AL TOMATE DESCONOCIDO.

  1. Mara Chirouze dijo:

    Que razón tiene con respeto al tomate extraviado!!! Cuídando la tierra, el sol, el agua, las enfermedades y de repente allá en la piedra, surje una matica. Una se pregunta cómo se fue a instalar en tamaño risco. Pues si, en cuanto pueda lo saco y lo pongo aparte porque tiene que ser muy fuerte para vivir en sitio tan inhospito!!
    Saludos desde Valencia, Venezuela
    Maite Chirouze

    • Paracelso dijo:

      En realidad vivimos en una “aldea” que llamamos tierra y, a pesar de las peculiaridades, hay tantas facetas comunes en estas cosas de las huertas… Por muy alejados que podamos estar hay sucesos e impresiones irrepetibles que paradogicamente se repiten en estos espacios de siembra… Un saludo tb desde España.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s