POR UN PUÑADO DE HABAS (Y unas flores en la ensalada).

“Y denme de comer, o si no, tómense su gobierno, que oficio que no da de comer a su dueño no vale dos habas”.
                                                                                               Cervantes. Don Quijote de la Mancha. 2ª parte cap. XLVII.

image

Algún bocadito le ha pegado la fauna local. Foto: lahuertadelosrobles.

Ahora que las habas han cogido cierta altura puede apreciarse el aspecto de las hojas  en realidad no sé si son los caracoles y demás fauna hortelana la que esté dando cuenta de las plantas dando mordisquitos a lo largo de todos y cada uno de los contornos foliares. Parece que es una característica fisiológica de la variedad, pero no es así. El caso es que no encuentro documentación ni imágenes suficientemente claras para describir lo que cultivo.

Hoy, con la helada, los tallos estaban por el suelo pero en cuanto les ha dado un poco el sol han recuperado el tono. He sembrado varias tandas de vicia faba,  alguna sin catalogar de forma rigurosa. ¿Se trata acaso de algún tipo de la tan exitosa y popular variedad super-mega-macro Aguadulce?

Parece un cultivo intrascendente. No da más castigo que hacer algún tratamiento preventivo para el pulgón al principio de la primavera a base de ajo o purín de ortigas (o ¡de tónica! según me han comentado por la presencia en la bebida gaseosa de extractos de quassia amaraplanta con interesantes efectos insecticidas). Y luego, no hay más que insistir durante los días más propensos a la presencia del pulgón.

Es, a todas luces, un cultivo agradecido.  Hay zonas donde las habas  no son muy apreciadas para el consumo humano, pero ya son muchos los que elevan sus semillas a los altares gastronómicos. Es habitual utilizarla como forrajera  y, por supuesto, como otras leguminosas, para mejorar la estructura del suelo.  Puede uno permitirse el lujo de cosechar las vainas in medias rex, cuando aún no han llegado a la plena maduración, porque efectivamente están más tiernas.

Cada especie de planta produce un aroma único que comprende una mezcla compleja de compuestos volátiles orgánicos y en vicia faba se amontonan peculiaridades organolépticas muy singulares.  La cosecha escalonada está asegurada,  pero entre vaina y vaina podemos cosechar un cestillo de flores para la ensalada. De nuevo acabo mentando la florifagia

flores de haba_opt

Flores listas para mandar a los establecimientos gourmet. Foto: I. Butrón.

Otra de las ventajas de su cultivo es la obtención, una vez terminado el ciclo, de una buena cantidad de biomasa o materia seca para recuperar carbono en la compostera  y reintroducirlo en el suelo,  accesible a las raíces.

Alimento de pobres. Y ahora ¿porque no? objeto de deseo para comeflores. Parece que cuesta desmontar el tabú que vincula esta planta a la falta de recursos, aunque no sean en absoluto ya baratas.  No es fácil encontrar habas de calidad en el mercado, siempre atrasadas, blandas …  Hasta el siglo pasado era  imprescindible, junto a los cereales y las patatas, en la alimentación campesina.

Después de algunos años cultivando puedo apuntar que, por fin, es la huerta y no la renta la que determina la calidad de la despensa en lo que a hortalizas y otros verdes se refiere. Fabes indulcat fames decían en la antigua Roma para llamar a cada cosa por su nombre.  ¡Claro que las fabes endulzan el hambre…! Al pan, pan…

Es tan parco el valor que  tradicionalmente se le concede a las habas y tan generosa su producción que se comprende la tendencia de muchos hortelanos a compartirlas con mas prodigalidad que si se tratara de hortalizas más nobles o incluso de su misma familia.

¿Comida para ganado al fin,  sin tener animales que alimentar?  Ya formaba parte de la dieta de la plebe, de esclavos, gladiadores y ermitaños que conocían el alto rendimiento nutritivo de las semillas; ahora son muy apreciadas las flores como aderezo  para paladares postmodernos.

Todo se aprovecha: la vaina, el grano, la planta…  De alegoría  del inframundo a excelencia gastronómica.

A favor de  su consumo, no obstante, se documenta en la tradición grecolatina la propensión a alimentarse frugalmente,  pero también en otras latitudes que se apartan de los fastos gastronómicos y que abogan por  consumir los alimentos rasos que proporciona el huerto próximo y demás yerbas del campo.

ensalada-de-habas-foto Ines Butrón_opt

Ensalada. Foto: I Butrón.

Las flores -ya lo he mencionado otras veces-  no sólo contribuyen a mejorar el aspecto de algunos platos sino que se acabarán convirtiendo en un elemento funcional en la nutrición humana.  Los pequeños hortelanos pueden tenerla a mano muy fresca ya en la cada día más cercana floración primaveral, como otras hierbas aromáticas y condimentarias..

Cultivar habas muestra que no se resuelve poco en la huerta, que cunde el trabajo en otoño e  invierno, que hay vida más allá de los ajos y los cardos.

Trabajar con especies rústicas da mucha confianza al hortelano que empieza y le permite ir dejando atrás la horticultura de sofá.

Es una buena escuela, ésta de  la vicia faba, para ir superando las improvisaciones y adentrarse en los altos estudios hortelanos.  Quiero recordar que fueron las habas, hace ya muchos años, las  primeras plantas hortícolas a las que pude asistir hasta que completaron su ciclo.  Un puñado de granos oblongos, planos, remojados la víspera,  y sembrados sin conocimiento. El tamaño de estas semillas y su forma ofrecen un retrato germinal muy acusado, de aspecto abiertamente sensual.

Y todo a cuento de que un plantel de habas tiene las hojas melladas y no encontraba el continente de las semillas de origen, algún sobre de envío…

No he localizado en la red imágenes de estas habas para justificar fehacientemente los argumentos que aquí se vierten.  La información se repite de forma  viciada, de forma tan poco precisa como insuficiente. He encontrado por fin, en el proceso de redacción de la entrada  y de pesquisas, un sobre con algunas semillas   (con certificación ecológica) de esta luz de otoño; al momento recuerdo su origen y la historia de su incorporación.  Con lo fácil que es colocar un cartelito en la cabecera con la planta de marras…

Parece que otra vez he sembrado a contrapié.  Es una planta que puede fructificar en los días más cortos del otoño en climas templados. Este hecho implica que prácticamente no habrá pulgón.

20160131_134513_opt

Detalle de las hojas. Variedad luz de otoño. Foto: lahuertadelosrobles

 

 

 

 

Como muestran las imágenes  sus foliolos son un poco más estrechos pero a diferencia de otras variedades se conforman dentados. Este perfil no es relevante para la finalidad del cultivo, que no es más que producir habas para verdeo, de pequeño tamaño. El plantel lleva buen ritmo y  no muestra signos de debilidad o de carencias nutricionales. Ya sabemos lo medianamente exigentes que son las leguminosas.

Estoy seguro de que las vainas aparecerán pronto, por parejas y desde los primeros nudos. La planta no se desarrolla mucho por lo que es previsible que no  sea necesario  entutorar.

Si esta luz de otoño termina su ciclo vegetativo a contracorriente, y además con éxito, es muy probable que pueda volver a sembrar en un periodo más óptimo para sus requerimientos, hacia el final del verano y cosechar en noviembre.

20160129_125850_opt

Luz de otoño, en la cama. Foto: lahuertadelosrobles

Como tendré que volver a este tema, es probable que indague sobre el origen de la variedad y la curiosa forma de las hojas. Si consigo completar su ciclo podré poner estas habas en el Banco de semillas.  Salud.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bueno para comer., EL HUERTO DE LA OCA, La huerta. Guarda el enlace permanente.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s