POR UN PUÑADO DE HABAS. O RUIBARBOS Y LECHUGAS ACEITOSAS.

Cuatro plantas de habas en un macetón.

Cuatro plantas de habas en un macetón.

No es difícil adivinar lo que voy a preparar para comer si comienzo con esta foto. Un puñado de las primeras habas con huevos de castellana negra.  Las habas fritas en pequeños trozos con su vaina, si no son más grandes que las del guisante, son una delicia. El sabor amargo e intenso liberado en un revuelto con huevo, le encaja a uno  en lo más agreste del huerto.  En Asturias es comida de vacas, pero en Castilla  permite confortar al pequeño hortelano entusiasta, que se libera del ansia invernal de la siembra, con esta leguminosa.

Vainas más bien redondeadas.

Vainas más bien redondeadas.

Las habas no requieren cuidados ni suelos especiales y salen adelante casi solas si no las falta  agua.  Eran apenas ocho semillas procedentes de un agricultor sevillano que me regala con otras semillas de tagarninas, espárragos silvestresalcaparras.  Todo un reto aún pendiente.

Las he colocado en estos grandes macetones con vistas a recoger semilla pero no sé si llegará alguna vaina  a granar suficientemente a no ser que quede oculta entre la maraña. Cultivar habas es una buena escuela de tratamientos contra las plagas porque suelen llenarse enseguida los tallos tiernos  de pulgones negros si suben las temperaturas.    Este año paradójicamente  están muy limpias, pero no es mérito del agronauta sino de las bajas temperaturas y la limpieza del entorno.

Las brásicas están muy adelantadas.  Cuatro repollos y otras tantas lombardas llevan todo el invierno en los contenedores y han sobrevivido a la voracidad de tordos y gallinas.

Repollos

Repollos

20150426_110151_opt

No he perdido  mucho tiempo con este sencillo bancal elevado.  Planté chalotas con vistas a la reproducción de los bulbos y algunas cebollas para sacarlas un poco más tiernas  en cuanto tengan el tamaño de un huevo o poco más. En poco menos de un metro cuadrado que quedaba disponible he puesto bien separados plantones de remolacha chata de Egipto.

Chalotas y cebollas "enpalletadas"

Chalotas y cebollas “empalletadas”

 

En macetas pondré también algunas plantas de pepino y tomates de porte determinado.  Lo fundamental  cuando se siembre en estas condiciones es la calidad el sustrato y que no se recaliente el plástico con que están hechas estas grandes macetas.

Lechuga reina del hielo.Apretadas en un rincón del bancal.

Lechuga reina del hielo. Apretadas en un rincón del bancal elevado.

Si hay una hortaliza realmente multiforme es la lechuga lo que permite, aparte de ilustrar las ensaladas de maneras muy variadas, elegir probando y probando la que mejor se adapte a cada zona y así evitar, entre otras complicaciones que se “espiguen” Hay que procurar aprovechar todo el plantel.   La temporada pasada las puse a la sombra de una malla que dejaba pasar no mucho más de un cincuenta por ciento de luz y sólo semillaron las que mejor aspecto tenían.  Algunas reina del hielo  que germinaron espontáneamente al final del verano han pasado todo el invierno a la intemperie y  prosperan sin más incidencias que el picoteo esporádico de los pájaros.

Se me dan bien las lechugas de poco cogollo. Este domingo de chubascos es ideal para poner una tanda de lechuga aceitosa que me mandaron desde Cádiz.    Poco mas de una docena por ahora. Hay que probar a poner algunas con vistas al otoño. De gusto aceitoso, por supuesto, es muy suave en la boca.

Esta lechuga procedente del Valle del Guadalquivir se desarrolla con las hojas sueltas y no es muy vigorosa. Esta cualidad permite comérselas de una vez y que no sobre.  Las lechugas cultivadas en el huerto familiar, en orgánico salen muy tiernas y duran poco después de cosecharlas. Corto siempre la que me voy a comer en el día.

Como puede apreciarse en la foto que coloco más abajo  tiene un color verde amarillento muy sugestivo. La lechuga aceitosa es de textura suave, con hojas de bordes casi lisos.

 

Rondan por la red trucos para hacer brotar las lechugas a partir del tronco en casa.( Largo me lo fiáis.)  Este tipo de lechugas tienen la capacidad de retoñar a partir de las cepas, mejor  si no se arrancan, claro.  Es probable que ensaye a segar con cuidado las hojas e intentar que salgan  de nuevo para el otoño.

20150426_111251_opt

Uno de los principales problemas de cultivar en las ciudades o las periferias es el pillaje de la pequeña fauna voladora como mirlos y paseriformes.  A poco que se descuide el hortelano y no se tapen los plantones no dejan ni las raíces.   Son muy oportunistas y  poco sirven los métodos más comunes para ahuyentarla. Lo más eficaz es tapar con mallas ligeras los cultivos hasta que los plantones tengan cierto tamaño.

Toda esta tierra  de macetas y jardineras una vez terminada la cosecha se recompone y mezcla para la nueva campaña, de nuevo amontonada y mejorada con gallinaza.

El ruibarbo va tomando color.  Es recomendable comer los tallos tiernos y sólo hasta finales de la primavera por la presencia, cada vez en mayores cantidades, según avanza su ciclo, de ácido óxálico. Como en el caso de la remolacha no conviene abusar.  Sus cualidades gastronómicas son  muy peculiares.

Como la acelga, es una planta bianual y produce las semillas en la segunda temporada.

20150426_113156_opt

Salud. .

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La huerta, MACETOHUERTO. Guarda el enlace permanente.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s