¡MANDA RAÍCES!

El centeno es el cereal de las montañas y del frío.

A las pruebas me remito. Aunque la imagen que muestro es de unos días antes del temporal de nieve,  la luz no debe llevar a engaño: pleno mes de enero y ocho bajo cero al amanecer. Pero ahí está el centeno tendido sobre la tierra, rústico y tozudo como ningún otro cereal.

CIMG2770La siembra del grano  se hizo al chorrillo este otoño pero sin hacer lomos, con buenas condiciones de humedad y poco más me he preocupado. Como está bastante apretado no será necesaria labor alguna.

El propósito de esta siembra es mejorar la estructura del suelo  y sacar a las capas más superficiales del terreno minerales como fósforo y potasio. (Los minerales obtenidos de las minas no mejoran en absoluto la calidad del suelo para sembrar). Esta planta realiza la absorción de los macro-nutrientes  en las primeras etapas de la vegetación por lo que no es necesario esperar a que grane para tumbarlo e integrarlo como abono verde.

El centeno no permite el desarrollo de otras plantas indeseadas. Así mismo, el terreno no permanece desnudo durante el invierno.

Esta es una imagen muy gráfica -obtenida de la página del  Magrama-  que muestra la longitud que pueden alcanzar  las raíces de este cereal de invierno.

Raices centeno magramaEn temporadas sucesivas se podrán cubrir otras zonas de la huerta pero no debe sembrarse en años consecutivos.

Para mejorar las zonas que no se cultivan y abundar en su fertilidad, en cuanto vaya terminando el invierno, sembraré también una combinación de yero,  cebada, fenogreco y triticale, un híbrido de trigo y centeno.  Los suelos de lahuertadelosrobles, un poco someros y con déficit de materia orgánica, agradecerán estas intervenciones.

Por ejemplo -y ya que nos ocupa en esta entrada la parte subterránea de las plantas- conviene recordar que la cebada trimesina desarrolla raíces fasciculadas. Las raíces primarias que surgen  de un nódulo en la base de tallo son sustituidas por otras  secundarias  con muchas ramificaciones.

Siempre mejor que adventicias. La tarea de hacer retroceder las hierbas que no nos comemos no es fácil, precisa tenacidad y tiempo.

Con una labra somera se puede conseguir una cobertura vegetal de forma relativamente rápida. Estos cereales y leguminosas  no son muy exigentes en cuanto a las necesidades de agua y aún así son vigorosas y pueden rebrotar.

CIMG2771Todas las lecturas o conversaciones con otros agronautas me reafirman en la idea de mimar y cuidar el suelo, el inmediato subsuelo y a sus habitantes. En todas las fases del cultivo se puede actuar para mejorar la calidad de la tierra.
Sembrar hierbas de tan exiguo rendimiento comercial en los crudos inviernos es una buena manera de mantener ocupado el humilde predio y hacer humus.

Este otoño recogí media docena de sacos de estiércol fresco donde aparecieron algunas lombrices.  Una parte quedó amontonado en medio de la huerta, pero con otra llené unos grandes contenedores con drenaje, en la idea de que mantendría constante la humedad y se compostaría mejor. Pasadas las fiestas de Navidad pude comprobar que había iniciado una granja de lombrices. Un puñado de estos gusanos rojos se había reproducido de forma exponencial estimulado por la materia orgánica fresca y un invierno, hasta ese momento favorable. Las lombrices son raíces autónomas que perforan la tierra y la pueblan de microorganismos beneficiosos que ayudan, entre otras cosas a mejorar la absorción de las raíces,

Un granjero versado me comenta que, si no les falta alimento, las lombrices se irán haciendo con el grueso de la basura y se trasformará en humus con relativa prontitud y en función, decía, de la población.  Con el buen tiempo se podrá liberar en la huerta una parte de las lombrices en tanto que otra podrá continuar trabajando en los contenedores para que se puedan reproducir, generar humus de altísima calidad y recompensar al nuevo ganadero.

Se abre una nueva vía de investigación en la huerta para poder sacar rendimiento a la casualidad. Puedo comenzar por aquí

Todos estos cultivos se pueden segar  e incorporar triturados al suelo o recogerlos como forraje.  Una parte del lote de semillas  lo dedicaré, junto con la alfalfa, a preparar una pradera próxima al corral y proporcionar alimento verde de libre disposición a las gallinas.

Nicolas-muller

Foto: Nicolas Muller.

Para más información sobre la elección del combinado de semillas de abono verde se pueden consultar las entradas de Wikipedia. Son suficientes y claras. Salud

http://es.wikipedia.org/wiki/Triticale
http://es.m.wikipedia.org/wiki/Vicia_ervilia
http://es.m.wikipedia.org/wiki/Hordeum_vulgare
http://es.m.wikipedia.org/wiki/Trigonella_foenum-graecum

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La huerta. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¡MANDA RAÍCES!

  1. Mavi Arroyo dijo:

    Me parece que estás haciendo todo cosas muy correctas para ir cuidando el suelo, que bastante lo hemos estado machacando hasta el momento. La línea de investigación de sacar rendimiento a la casualidad, se solapa un poco con la de aprovechar, de algún modo, lo sobrante. Buscar el modo. Da grandes sorpresas. En los inicios del huerto permanente hice esas siembras de abonos verdes: cebada, veza, centeno. Creo que fue un buen sistema de comenzar los bancales permanentes.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s