TURRITOPSIS NUTRICULA AL GRATEN.

Un amigo que vive al pie del Mediterráneo me manda esporádicamente  los frutos del mar, aunque no goce alguno de muy buena prensa. Había pensado para mañana preparar unas Turritopsis nutricula  al graten, acompañadas de una salsa de azafrán.   La ciencia culinaria avanza que es una barbaridad. Cuenta Amara que su consumo habitual podría facilitarnos la vuelta a la infancia.

A mí me viene de perlas para intentar, con lo que ahora sé, recuperar unos cromos de Vida y color que me tangaron  una tarde de verano, hace ya no  pocos años, unos gansos a la puerta de mi casa.  Les aseguro que no es nostalgia sino la pura mala leche que aún me dura.

Puestos a comer y  atendiendo  a la sabiduría de tabernaria que pregona que de lo que se come se cría, no me viene importunando añadir los pólipos a mi dieta. Parece que esta paremia irónica e instructiva “tiene su origen en el hecho de que Fernando V de Aragón era un asiduo consumidor de criadillas de toro, porque creía que era una forma de fortalecerse y aumentar su virilidad”,  según  el refranero multilingue del Centro virtual Cervantes.

Comencé  incorporando  las algas para aliviar las flatulencias que producen  las legumbres y aquí me leen rechupando  medusa caramelizada.

Para relajarme y desarrollar mi creatividad, incluso, pinto y recorto estas peculiares mandalas.

medusa-01

Dicen algunos nutricionistas que los cambios en los hábitos  alimenticios son los más difíciles  de asumir y modificar,   pero qué pronto nos han acostumbrado a consumir inmundicias manufacturadas con “mejorantes alimentarios”. Lo que nos queda por comer…

Pero lo que no me agrada tanto es verme sin esqueleto, cerebro, ni extremidades, pegado como un moco a una acacia, jugando con las chapas o intentando ver las bragas a la chicas  que saltan a la comba.

Me gustan los divulgadores científicos. Me divierten sus escritos, me sorprenden sus historias y  me distrae, en saludables ocasiones,  su cómico rigor; tienen  en muchos casos sus artículos o aportaciones  más sustancia que las tramas anodinas en busca del ombligo de algunos escritores de pro. Siempre que puedo los recomiendo y los comparto.

Tendría que haber sido algo más de ciencias pero tuve mala suerte con los profes de matemáticas.

No me sorprende que algunas tardes dominicales después de haberme comido una paella mixta con cnidarios tenga conatos de reversión y corra ataviado con pantalón corto y camiseta marinera para alcanzar al más enclenque  y arrebatarle hasta el último caramelo,  de esos  para quitar el aliento a tabaco. Salud.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bueno para comer., Visto lo visto.... Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a TURRITOPSIS NUTRICULA AL GRATEN.

  1. viña lagarita dijo:

    jejejejejejejejejej …….. ¿ el ingenio cómo se cría ?.

    • Paracelso dijo:

      Qu va! Vialarga. Es por algunos de esos maestros de la irona que uno frecuenta. Con lo buenas que son algunas bitcoras gastronmicas, personales o agrcolas… y los bien fundamentadas que estn no puedo ms que procurar que nos riamos un rato, que es la nica manera de sobrellevar algunas cargas y gabelas.

      > Date: Sun, 17 Nov 2013 19:39:57 +0000 > To: fhmsolerias@hotmail.com >

  2. Me has llegado al alma con lo de “Vida y Color”. Somos lo que leemos… y lo que coleccionamos

  3. Paracelso dijo:

    Allá por los 70. Al margen de la broma, en una de esas racias que hacía mi madre sin previo aviso, las colecciones debieron acabar completitas en la basura.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s