TEJADO II. ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE LA COLOCACIÓN DE LA TEJA CURVA.

Creo haber tratado este tema de la teja en alguna otra ocasión pero esta nueva entrada puede mostrar otra perspectiva y añadir algunas  observaciones prácticas.

En zonas de especial relevancia arquitectónica  las normas urbanísticas condicionan la colocación de un tipo u otro de teja.  A este y otros efectos  se publican las Normas subsidiarias en las que se  establecen  determinados  requerimientos  técnicos que entre  otras cuestiones suelen tocar esta que nos ocupa y  que suelen fiscalizar los ayuntamientos.

Color de las fachadas, apertura de ventanas, linderos, aceras y empleo de la piedra, alturas permitidas, tamaño de los aleros, exposición de las bajadas de las aguas pluviales…  Se trataría en todo caso de armonizar el aspecto general de una localidad o comarca.

La laxitud con que se han aplicado estas normativas o su inexistencia han conseguido que se pierda gran parte del patrimonio arquitectónico popular en la península y se transforme la fisonomía de los pueblos.   Siempre hay notabilísimas excepciones en que  algunas localidades han llegado a convertirse en los  museos rurales que todos conocemos, pero  en los  que también el rigor  de los patrones suelen constreñir la vida de sus vecinos. No deberían ser únicamente objetos turísticos.   Si estas actuaciones no se hacen con sentido común,  siguiendo los modelos autóctonos y dejando al libre albedrío de moradores o albañiles el detalle de  lo ornamentos,  las variaciones en las estructuras o dando, en definitiva, diversidad   a los entornos, el resultado suele ser monóno y con trazas de adulteración.

image

Colocar teja árabe sobre una placa ondulada no ofrece ninguna complicación. Solo hay que tener en cuenta algunos detalles relevantes para que el acabado final no muestre demasiadas trampas.

Existe en el mercado una gran variedad  de teja curva.  Si se va a colocar nueva, se puede observar, como referencia, si muestra defectos o poros o si suena de manera más o menos metálica al golpearla si tiene un acabado fino. también cabe la posibilidad, si no se dispone de suficiente teja vieja, poner las nuevas como canales,  de modo que se asegure además la impermeabilización, y las más decoradas a la vista. La teja curva es la más versatil y adaptable a las condiciones y elementos de la cubierta, (encuentros, caballetes) llegando incluso a colocarse el las fachadas mas hostigadas por los meteoros, el viento o como aislante térmico.

La placa debe ir colocada dejando a la vista la cara mas rugosa y montando  una onda sobre la precedente y solapada no menos diez cms en el sentido de la caída,  pero  eso dependerá del grado de inclinación del tejado. Si las ondas que forman los solapes no son iguales que las de la placa,  se detectará al poner  la teja (es decir que las hiladas estarán más juntas) y se mostraran manos desiguales. Es  ineludible fijar las placas  con  tornillos haciendo unos taladros sobre la parte alta de la onda y sellarlo con arandelas y una junta de goma; que agarren sobre elementos suficientemente gruesos como las viguetas y que no se traspase al entablado y no tan pegados al extremo que los  cubra la placa siguiente.

Teniendo en cuenta el peso y las dimensiones de estos elementos estos trabajos se realizan mejor entre dos personas.  Una vez repartidas las placas se puede empezar a colocar la teja por hiladas, de abajo hacia arriba.

Se ponen primero las  tejas canales que conforman el alero del tejado. Yo suelo emplear para ello un poco de espuma que se comercializa en botes con una cánula, pero también se puede hacer de forma tradicional, amorterado. Hay que tener un poco de cuidado para que la pasta o la espuma no tapen ni dificulten el paso del agua -si se diera el caso- por el canal de la placa.

Las primeras tejas deben sobresalir ocho o diez cms -esto va en gustos-  sobre la cornisa y verterán el agua sobre el canalón. Para ello se puede poner una regla o, si es más cómodo, una cuerda que nos sirva de guía.   Hoy día la teja suele ir sobre estos elementos aislantes que facilitan mucho su colocación incluso aun estando fabricadas con fibrocemento. Existen en el mercado placas para cada tipo de teja. En otros casos en que las condiciones pluviométricas son menos persistentes o cuantiosas, estos elementos cobertores pueden ir sobre listones o rastreles de madera… o usar teja plana.

Hay todo un mundo de cubiertas de pizarra en determinadas zonas de la península, un verdadero patrimonio, pero se juega con las caídas, los anclajes  y los armazones que sustentan las piedras.

Si la teja se coloca directamente sobre el elemento sustentante ya sea madera, espuma, aislante en capas (como he puesto yo) o un forjado de obra hay que  colocar para la primera hilada, incluso si se tienen referencias,  una cuerda desde el alero al caballete, a lo largo del faldón, para que las hiladas no se muestren torcidas.  Se nos puede ir la mano con mucha facilidad si se ponen a ojo.  Si se saca la primera hilada bien derecha  el trabajo va bien encarrilado.

Pero esto que aquí muestro es fácil, casi un rato de bricolaje.  Por lo demás,  cuando se ponen tejas viejas (no hay dos iguales porque se hacían a mano) hay que ir buscando la mejor posición para cada una atendiendo a su longitud, la curvatura, el ancho y sobre todo a cómo han estado colocadas anteriormente. Hay tejas más planas que otras.

Este último aspecto es importante porque nos encontraremos con muestras inequívocas, incluso, de cómo estaba orientado el tejado de donde proceden. Es, por tanto, normal que las canales (u opción cóncava) muestren  a lo largo del fondo  líquenes, musgos y tierra que trasporta el viento y  que sellan los poros de la teja.  Y por otro lado las cobijas suelen estar limpias, pero la cara expuesta  muestra esas señales de haber estado a la intemperie.  Eso no es óbice para emplearlas de la forma más adecuada a nuestro nuevo empeño.

Hay que tener en cuenta que el origen de la teja en el caso que me ocupa es variopinto y tengo constancia de que algunas piezas son más que doblemente centenarias y, evidentemente, se hicieron a mano o se manipularon o cocieron de tal manera que se retorcieron o deformaron. Pero cada teja encuentra su posición. Hay que colocarlas todas.

Una de las tareas más importantes cuando se va a colocar este tipo de teja es limpiarla concienzudamente de polvo y exceso de restos vegetales que entorpezcan el paso del agua y seleccionar las mejores piezas, separándolas en función de como vayan  a ir colocadas. image

Estas de la foto superior son canales

Y estas de aquí abajo.

image

Y estas otras cobijas.image

Preparadas para subirlas a la cubierta.

image

En este proceso las voy golpeando  ligeramente con el cepillo o el mango de la paleta  intentando comprobar si están muy deterioradas,  observo si muestran alguna grieta o defecto. Me aseguro de que sean compactas,  que no tengan  alguna china integrada o  haya saltado un fragmento por el hielo y que no se desmoronen. El que les falte un pequeño trozo en los extremos no es muy relevante porque se pueden montar unos cms mas.

Las tejas suenan de forma mas apagada si están en muy malas condiciones  por describirlo de alguna manera y, en principio, se pueden descartar  y dejar para cortes, etc.  (Esta operación no se realiza igual si la teja está seca o mojada.)  Es, así mismo, bueno asegurarse de no dejar espacio en los solapes de las cobijas por que a las aves les encanta anidar en este tipo de tejados y con sus juegos pueden levantar las tejas.  Las culebras suelen ser visitadores de estos espacios en busca de sus pollos o los huevos y del calor.

No es necesario, en principio, fijar todas las tejas. El entramado solidario que se consigue fija el conjunto,  pero es recomendable asegurar cada metro aproximadamente alguna  con mortero o espuma y puede venir bien además para rectificar algunas que queden más o menos inclinadas.  Lo ideal es montar o solapar la teja al menos una cuarta parte de la misma y comprobar que las cobijas vierten sobre las piezas que tienen por debajo.

Uno de los aspectos más gratificantes de este trabajo es la cuestión estética y conviene ir repartiendo las piezas con más “historia” entre las que estén mejor tratadas por la temperie y que no se vean agrupadas por colores y tonos haciendo manchas. No obstante este tipo de teja no es, por supuesto, únicamente un elemento decorativo u ornamental. Evacua el agua de forma eficacísima desde los tiempos de la romanización al menos  y actúa como regulador térmico.

En algunas zonas de Castilla se conforman los tejados  en instalaciones accesorias y viviendas únicamente con tejas canales uniéndolas con barro o mortero. Es la llamada cubierta “a la segoviana”. Cuando el presupuesto no da para  más hay que ingeniárselas para poder habitar un espacio.

Entablado, aislante térmico y acústico, placa y teja.  Esta es mi propuesta de tejado a medio camino entre la tradición y los nuevos materiales de construcción

Aquí se observa el arranque del nuevo tramo y el encuentro de placas.

image

Hiladas de canales preparadas para cubrir. Detalle del agarre con tornillo y arandela con junta de goma.

image

image

Se van colocando manos desde abajo hacia arriba. Completado el faldón es preciso hacer los remates.  Aquí se puede soldar un trozo de tela asfáltica que vaya desde el muro de termoarcilla a la última canal colocada. Luego se tapa con teja.   seguramente en fases posteriores, según abance la obra, habrá que reformar estos remates.

image

Detalle del arranque sobre la regla.  Los pegotes de mortero sujetan lo suficiente la teja y permite el paso del agua por debajo. En cualquier caso no costaría retirar ninguna pieza si fuera preciso cambiarla en el mantenimiento del tejado

image

Los problemas más frecuentes en las cubiertas vienen determinados por los huecos que se hacen para sacar los tubos de las estufas, las chimeneas,  los hogares o las ventilaciones…  o  por la limas, pero no ha sido preciso  hacer ninguna. Para asegurarme que queda sellado y seguro este elemento he colocado las tejas cortándolas y ajustándolas con las tenazas para  arrimarme lo mas posible a la chimenea.

He colocado el tramo de chimenea prefabricado  de cemento y  he recibido las uniones con mortero dejándolo  en  escocia, a modo de moldura.  En cuanto seque le daré una mano de  impermeabilizante y soldaré una capa de tela asfáltica con aluminio en todo el perímetro. Luego se puede tapar todo con teja.  Hay que tener en cuenta siempre  la circulación del agua y que ésta cae por los laterales de la  chimenea y se puede filtrar.  El agua tiene muchas patas. Aquí lo he tenido fácil porque está justo en el extremo superior de este tramo del tejado.

image

Tengo otro tramo de chimenea para alzar el elemento un poco más.   Como voy a sacar un tubo de 18 cm  será preciso tapar la salida  con mortero y algún elemento cerámico o plaqueta cortada y sellarlo bien con silicona para que no entre tampoco el agua que caiga a lo largo del tubo.

Pero ya estoy adelantando acontecimientos.  Espero poder mostrar estos detalles en entradas sucesivas. Salud.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La manobra y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a TEJADO II. ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE LA COLOCACIÓN DE LA TEJA CURVA.

  1. Una pequeña informatica dijo:

    Tras muchos años de cambiar tejas de lugar, por fin vamos a dejar de cambiar el monton de tejas de sitio? Ya tienen asignado un lugar definitivo: UN BUEN TEJADO!!!

  2. Paco dijo:

    Las fotos no se ven

  3. Paracelso dijo:

    Lo siento de vedad, Paco. Borré por error todos los archivos de la biblioteca y desaparecieron de las entradas. En cuanto tenga un rato intentaré restituirlas. Salud.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s