DÍA DE MERCADO, EN MADRID.

 

 

“Yo no creo en la solidaridad sino en la conveniencia, aunque sea una conveniencia moral. Me imagino una subsistencia basada en el trueque, un ir a cuidar al amigo enfermo, un dar unas clases por un saco de patatas, un abrigarse en lo que de auténtica familia, hecha o heredada, de parientes o de amigos, haya podido quedar. Llevo tiempo dándole vueltas, y creo que, más que un mito clásico, nos merecemos una parábola dominical, la del hijo pródigo. España entera empieza a ser pródiga de sí misma, y cuando no hay futuro se camina hacia el pasado, a lo que no se ha llevado el río.”
                                                                                                                                             En Bernardinas. de Antonio Castellote.

 

 

Una huerta en la Alcarria madrileña, de las vegas del Tajuña… Ponen su tenderetes en un mercado de productos de la Comunidad de Madrid. Quesos, yogures, vino, pan y dulces, chacina, hortalizas.. Todos los  “tenderos”, presupongo, de carácter familiar. Huertos en ecológico o convencionales… miel.2013-02-02 12.37.45

Día de mercado, pués, en torno a los soportales que rodean el edificio de la Cámara Agraria sita en la Casa de Campo, junto al lago.  Recuerda el mercado tradicional al aire libre.  Los consumidores  buscan  productos  sabrosos antes que saludables y parecen  sorprendidos por el aspecto lustroso de las hortalizas de invierno, el aroma de los quesos o el sabor de los vinos jóvenes.

Además, es que nos gusta comprar así, de puesto en puesto, con nuestras bolsas y nuestros carritos,   a pesar de las incómodas colas en un día ventoso y frio, de cielo limpio y claro -al menos por unos días- de Madrid.

Nos vendieron esta moto también. El modelo de compra al uso es heredero de los patrones creados en Estados Unidos  en los años 50.  Echo de menos las tiendas de ultramarinos, las mantequerías,  (aún quedan algunas en Madrid) Pero hay alternativas, si quiere uno molestarse un poco.  Colaboramos con estas compras menudas en el mantenimiento de una red de productores que sobreviven con dignidad y con productos de calidad, de mucha calidad…

He comprado unas semillas de pepino Marketmore 76, planta relativamente vigorosa, no muy expansiva, 68 días hasta la cosecha, muy uniforme, verde oscuro, recto, resistente a muchas enfermedades. Y de polinización abierta.  No  entiendo apenas de  semillas, pero al adquirirlas o trocarlas suelo tener en cuenta su procedencia y hacer un seguimiento en la medida de lo posible.

Voy a ver si me aclaro con la cuestión terminológica de las semillas.

Podemos adquirir semillas de origen comercial o autóctono, claro; ni  todas las comerciales son rechazables, ni todas las procedentes de intercambios o truques son estupendas porque su origen puede ser dudoso.  Algunas empresas que procesan semillas industriales empiezan a introducir variedades en ecológico.2013-02-02 12.39.05

Hagamos un breve recordatorio de otros tipos de semillas,  de su origen o  modo de obtención.

Las semillas convencionales suelen tener un alto grado de germinación y conocemos que se obtienen a través de cultivos forzados por fertilizantes sintéticos y condiciones vegetativas artificiales.   Suelen presentarse con algún fungicida para su conservación o para evitar enfermedades en su desarrollo como planta.   Estas semillas mejoradas han sido seleccionadas  y generadas a partir de la polinización controlada. Son semillas desarrolladas por las empresas y centros de investigación al servicio del  negocio agropecuario o el ocio. Se busca la productividad incondicional y con la necesaria intervención de insumos o fertilizantes químicos.   Yo he comprado semillas de este tipo pero luego procuro cultivarlas en ecológico.

Pero existen en el mercado sobre todo semillas híbridas obtenidas por medio de cruces de  dos variedades puras diferentes de la misma especie. Con ellas se obtienen  frutos, en principio, de muy buena calidad, tallos más gruesos, raíces más fuertes,  hojas más vistosas … Estás semillas son altamente dependientes  de los fertilizantes sintéticos.  No generan semillas de calidad de modo que nos vemos obligados a comprar todos los años semillas nuevas.  Es una opción  cuando no queremos “complicarnos la vida” con semilleros, procedencias, trueques, búsquedas…

Son variedades testadas y garantizadas para un sólo uso.  Algunos hemos podido comprobar el escaso rendimiento, cuando no  el fracaso de  cultivos cuyo origen está en semillas procedentes de estas plantas.  Cuando de acaba, otro sobre.

Cada cierto tiempo  las empresas se ven obligadas a sacar nuevas semillas porque las variedades quedan pronto expuestas a las enfermedades y  ya no pueden adaptarse a los cambios de clima, ni a las nuevas enfermedades.

Es fácil identificarlas por  nombres en los que se incluyen una marca comercial, un número, código etc,  como este pepino de marras Marketmore 76.

 Las semillas  transgénicas  se producen de manera artificial de modo que jamás podrían cruzarse en la naturaleza.  A la semilla de laboratorio se le inserta una parte de la herencia de otras plantas, animales o microorganismos. De ese batiburrillo salen plantas que resisten a las enfermedades, como todos ya sabemos, pero con unas consecuencias no por imprevisibles menos nefastas.

Somos conscientes  de que la transgenia es, sin duda, una  maldición de proporciones planetarias.  Son muchos los riesgos, en efecto: de salud, de propagación  y contaminación y las justificaciones peregrinas, mercenarias  y mercantilistas.     Hay ejemplos  muy conocidos y  no voy a dar cuartelillo al tema.

También son muy populares las semillas minibaby,  que son tratadas para que el fruto no se desarrolle completamente;  adquieren  un sabor más dulce e intenso, colores brillantes o son más tiernos.

Por todo los anteriormente comentado es fundamental conocer y manejar semillas de origen conocido y ser consecuente con su rendimiento.

Las  semillas autóctonas o tradicionales  son las de una región o comarca concreta, proceden de plantas que se han ido adaptando a un lugar  a lo largo, incluso, de generaciones.   Son las semillas del ” tío mengano” o de alguna localidad con larga tradición en variedades concretas y muy resultonas. No necesariamente son semillas ecológicas, porque en los últimos decenios han proliferado usos  desviados y costumbres poco limpias en el medio rural…  derivados de la utilización de pesticidas, fosfatos y minerales de síntesis.   (Las semillas ecológicas no tienen necesariamente que estar adaptadas a todos los espacios). En ocasiones  y afortunadamente empiezan a ser consideradas un verdadero patrimonio familiar o local.  Semillas consagradas  o mejoradas procedentes de otros lugares  que  se han ido seleccionando y mejorando hasta conseguir una buena adaptación a un medio concreto. Es la semilla de cada campesino escogida a lo largo de varios años de los mejores frutos.

Las semillas ecológicas proceden de cultivos naturales, orgánicos, biológicos, etc. basados en los principios de la agricultura ecológica tan bien documentados y desarrollados.

Procuro hacerme con semillas autóctonas, ecológicas y de polinización abierta, es decir procedentes de plantas  polinizadas por insectos o  el viento y en cuya obtención  no interviene la mano del hombre.

También he recuperado semilla de tomate Muchamiel.  Ahora se presenta el dilema de elección de variedades para esta temporada. Hay que elegir dos o tres y separar los cultivos suficientemente  para recuperar semillas porque más pronto que tarde se hibridan.   En ocasiones, no obstante, me han sorprendido híbridos que has surgido del cruce de tomate  Muchamiel y Patanegra. Un lujo de sabor, color, carnosidad y aroma.

Voy a probar por enésima vez con unos ajos rojos pequeños. Todos los años se pudren en la tierra. No lo entiendo porque el ajo es una planta muy agradecida, dura. He probado ya con unas cuartas variedades de distinta procedencia.  Me dicen que esta no es tierra de ajos, pero  no acaban de convencerme.  Me inclino a pensar que le pierde la humedad continuada del suelo.   De modo que he cogido en el mercado un kilo de ajitos rojos, pequeños, que han estado sembrados a 800 m de altitud.

Algunas veces busco en  Red de semillas o páginas similares y conpruebo la efervescencia del tema.

Y como no tengo fotos ad oc les pongo una fotito de las sardinitas escabechadas que he preparado esta mañana para ir entrando en materia con la cocina de Cuaresma.

2013-02-03 14.03.18

Felices semilleros y salud.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La huerta. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a DÍA DE MERCADO, EN MADRID.

  1. Toño dijo:

    Me encanta este blog. Hace meses que lo sigo, y continúa siendo una grata alegría cada vez que publicas una nueva entrada (y si no hay nueva, me releo una antigua…).
    En serio, gracias.

    • Paracelso dijo:

      Ya quisiera disponer de ms tiempo y mejor conexin para publicar con ms frecuencia, Too. Estos das voy reabriendo varios frentes de tareas campestres pero la huerta es el que ms esfuerzo me supone. (Abonado, desherbados… semilleros por la noche…ya he plantado guisantes y espinacas.) Voy sacando fotos y por ideas o falta de materia no es, pero luego tengo que conformar y estructurar las entradas para que sean un poco amenas…. Debiera ser este espacio ms diario o bitcora que otra cosa sesuda…. La huertadelosrobles est abieta para todo el mundo y es grato compartirla. Gracias y salud.

      > Date: Mon, 4 Feb 2013 21:46:26 +0000 > To: fhmsolerias@hotmail.com >

  2. Toño dijo:

    Ya quisiéramos nosotros que pudieses publicar con más frecuencia. Se aprende mucho aquí.
    Yo me rendí con el huerto. No podía con el. Al final cultivo solo algunas especies en el jardín de casa, aprovecho las verduras silvestres y algunos vecinos me surten a cambio de hacer algo por ellos. Ahora estoy pensando probar con unas gallinas.
    Un saludo.

    • Paracelso dijo:

      La huerta est muy idealizada en determinados entornos. Requiere -ya lo habrs sufrido en tus propias carnes- algo de tenacidad y esfuerzo fsico que yo tampoco estoy en condiciones de adjudicar en todo momento. Pero es que con los tiempos que nos estn tocando vivir un huerto es un medio eficacsimo de supervivencia, de autoempleo… Yo siembro en tiestos, grandes en cajones de fruta, en mesas para no tener que agacharme… Hay -ya sabes- toda una corriente de la “horticultura de andar por casa” especializada en el cultivo de hortalizas en macetas, en trerrazas, que son un poco menos “esforzadas”. Cualquier sitio vale.

      An as la jardinera o el cultivo de ornamentales produce muchas satisfacciones y no slo estticas. Siempre estoy rodeado de plantas o tengo que hacer algo con ellas. Procuro tener plantas que produzcan, flores hojas, etc, de modo que el patio est vistoso a lo largo de todas las estaciones y en la huerta atraigan insectos que faciliten las polinizaciones. Pues no lo dudes con las gallinas. Yo las tengo desde hace ms de dos aos, de varias razas y con desigual fortuna. Pero ya he aprendido lo suficiente para tener huevos casi todo el ao y disfrutar con la cra. Es una actividad gratificante que ya tiene poco que ver con el ocio, ms bien con esas tareas cotidianas, sutiles atenciones de la vida en el campo.

      Prepara, antes de nada, una caseta pequea y bien aislada y un cercado de buena malla, cerrado por todos lados, aunque no sea muy grande, para que puedan solazarse. Es fcil. Compra unas industriales ponedoras para empezar. Son resultonas y baratas. Te pondrn bien un par de temporadas. Y si las puedes dejar un poco sueltas mejor. En un par de metros cuadrados puedes meter cuatro gallinas que te pondrn una media de tres huevos diarios en funcin de la raza y la poca del ao. Suficiente para una familia de cuatro personas. No obstante, te puedo enviar algn documento, manual o direcciones con los que puedes “formarte” como gallinocultor o al menos poder entretenerte unos ratos. Salud.

      > Date: Thu, 7 Feb 2013 18:28:08 +0000 > To: fhmsolerias@hotmail.com >

  3. Toño dijo:

    Hola Paracelso. Seguramente podríamos sentarnos y divagar por horas sobre estos temas. Yo me lo pasaría estupendamente.
    Provengo de una familia de agricultores; desde siempre he estado en contacto con la tierra (aunque casi todo en invernadero). A parte, las plantas son lo que me apasionan. Tengo algo de formación y bastante experiencia en jardinería. De hecho, uno de mis actuales trabajos es ese, jardinero de una casa de campo. El otro es peon de la construcción (hacemos algo de rehabilitaciones rústicas).
    Lo de las gallinas va a ser casi por entretenimiento. Bajo mi casa hay un corral bastante grande, y es ahí donde pienso instalarlas. Podría sacarlas de vez en cuando al campo, como hacíamos mis hermanos y yo de pequeños, pero eso dependerá ya del tiempo que tenga.
    Un saludo.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s