CACHARRITOS.

   Tiendo a ser poco práctico. Me ha dado en los últimos tiempos por recoger todo bote de no importa qué tamaño y condición para hacer no sé qué conserva.  Ya sé que los puristas me recriminarán mi relajada conciencia para el reciclaje, pero acumular por acumular o guardarlos para  un futurible “bricolaje ecológico” ha conseguido que llene varias cajas y estanterías.  Para lo que más los uso es para guardar semillas; es el método más eficaz y no precisa un cierre completamente hermético. Pero también clasifico tornillos, arandelas, clavos, grapas, tacos, tapones,  tachuelas y demás elementos ferreteros.

Soy especialmente aficionado a guardar pequeños objetos recuperados  yo qué sé dónde y perfectamente inútiles -pero nunca prescindibles- y que en algún caso llevan por casa un buen número de años.    Trozos de cadena, enchufes incompletos, fragmentos de herramientas, capuchas de bolígrafos, plásticos, juntas, tuercas, trozos de cuero o alcayatas, bisagras, gomas de borrar y sacapuntas, cerrojos, las tabas  y canicas de mis juegos infantiles y desde luego, lapiceros, muchos lapiceros de colores. Trozos de alambre, de cinta aislante  y de estaño, chinchetas, sedales, pequeños juguetes,  brocas sin afilar -rotas e inservibles- ruletas de algún compás y piezas sueltas de una bigotera, ovalillos, cuerdas,  monedas de cobre, el fragmento de la teja de una villa romana, cerillas, carretes de hilo, parches para las ruedas de la bicicleta, pilas usadas… Lo guardo todo. !Qué desparrame, lectores perplejos! Cosas que ya no son lo que eran.

Hay eminentes aficionados a observar las cosas que hay en las casas: http://www.youtube.com/watch?v=Gt18o1_Qlqw

Yo soy yo y mis cacharritos olvidados.

 En los blogs hortelanos y ecológicos  las conservas son un clásico. No seré yo quien insista en mostrar  lo mal que me sale.  Pero venía lo de los botes a cuento porque he visitado un sitio de conservas artesanas.  ( Blog Conservas), creado por una marca comercial de tarros  de cristal y recipientes. Todo está muy bien expuesto con breves entradas. Técnicas de conservación,  consejos y trucos, recetas excitantes y novedosas, al menos para mí.

  Mi experiencia con los botes de cristal recuperado a la hora de hacer conservas se resume, pues,  en que se me van en muchas ocasiones, sobre todo con las hortalizas. Quizás sea debido a mi impericia con estos procedimientos, pero también al mal estado de las tapas.  De modo que muchas veces es mejor comprarlos nuevos.   He aprendido a hacer el “chuney” de manzana y tomate y está realmente bueno.

Aún no he precisado botes y ni siquiera he visto precios ni formas de envío, pero el blog, que funciona como un reclamo para la tienda on-line  es muy “apañadito”.  Salud.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Blogografía. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a CACHARRITOS.

  1. Viñalarga dijo:

    ¿Has oido hablar de un tal Diógenes?. Ya se que lo que describes no era su filosofía pero como han adoptado su nombre para tales casos ….

  2. Paracelso dijo:

    Eso es que me hago viejo y me apego a cosas insignificantes. Ya me gustaría estar en cueros y viviendo en un tonel o bajo una parra, pero cerca de una playa solitaria.
    Algunas veces pienso que me tienta el síndrome de marras, pero mórbido, con tendencia a generar una frenética dolencia. Ya decía algún clásico -mutadis mutandis- tb que a cada cual le gusta su propia mierda.
    Menos mal que de vez en cuando hago “limpia” y me quedo como nuevo. Salud.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s