ACOMPAÑAMIENTO

“En esos momentos, serenos instantes en que una palmada en el lomo de un amigo equivale a gritar un rotundo sí dirigido a al tierra cuyos minerales y vegetales están llamando con canto de sirena a los míos, me digo que por fortuna todo instante terrestre es eterno, a pesar de nuestros esfuerzos de los últimos mil años por darles una consistencia a la medida de nuestra temporalidad. Son eternos y lo seguirán siendo, siempre que no me dé por inmortalizarlos”.

                                                                                                                                           Autobiografía sin vida

                                                                                                                                                            Félix de Azúa

Me comenta un vecino que están derribando una casa que tiene un horno muy grande. Están tirando gran parte de los materiales  al vertedero y al parecer quieren vender el ladrillo a quien le interese.

Me da la impresión que he empezado a poner en valor (perdón por el cliché) en el pueblo escombros que nadie tenía en cuenta y al final me van a costar los cuartos.  Es conocida ya mi afición coleccionar  testimonios constructivos y he ido dejando caer por los mentideros  quería hacer unos adobes.

Tengo que hablar con la dueña para ver si llegamos a un acuerdo.  Me interesan los adobes  y los ladrillos macizos que han salido,  pero estos tienen también algún trabajo de limpieza y selección, aunque a mí me valen todos.   Puedo pagar por ellos o trocarlos por unas peonadas,   sin embargo  sacarlo  todo del derribo  y retirarlo ya  vale un dinero.  Veremos….

Tiene una factura cabal, construido de ladrillo y revocado  con barro por dentro y por fuera.   Su estructura es canónica.  Unos muros de adobe guardaban el horno para evitar fugas de calor.  Aún siguen clavadas sobre la boca del horno las dos ménsulas laterales de piedra que sujetaban la chimenea de ladrillo.   Al abrir la  puerta he podido ver cómo aún conserva las losas de barro cocido después de innúmeras fogatas, del paso del tiempo y del agua de algunos inviernos.    Han aparecido  algunos pertrechos del panadero, como una pala grande, y artesas para amasar el pan.

He asistido, agitado, a un funeral.   La casa en cuestión albergó en tiempos la panadería que abastecía a varios anejos, a juzgar por el tamaño de la cúpula.  Ocupa mucho espacio y lo van a tirar.  Una pérdida irreparable.  Guardan tantas intimidades estas construcciones tan humildes…

Yo montaba una panadería de nuevo, en lugar de hacer un garaje, teniendo tanto espacio como el que hay disponible.    Siento especial atracción por las ruinas (ya lo he mencionado en alguna ocasión),  tienen una singular fuerza de apaciguamiento y he pensado,  tras el duelo de unas horas, que parte de estos bloques de paja y barro reconocerán pronto el fuego o concretarán  una ventana,  una pared… en otro emplazamiento.

No he podido resistirme a recuperar del carro del escombro algunos  medios adobes…  ni  a  rebuscar como un pordiosero tras alguna pieza intacta.

El barro, los trozos de teja,  la piedra,  el hollín petrificado, algunos muebles y  las pesebreras en la cuadra aneja,  los muros en difícil equilibrio, los aromas húmicos de la madera, el cuero, las telas, los enseres de paja y mimbre en descomposición…

En el breve tránsito de la oscuridad y el olvido a la demolición alguno ha pasado un buen rato imaginando a algún obrador campesino -seguramente una mujer- colocando los panes crudos sobre las losas, limpias  ya de cenizas.

Salud.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Arquitectura popular. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a ACOMPAÑAMIENTO

  1. Isabel dijo:

    ¡Válgame el cielo! Si estoy por ir a ayudarte a recoger ruinas y montar una panadería, si hasta me está llegando el aroma del pan recién hecho.

    • Paracelso dijo:

      Ten la seguridad de que lo vas a probar, Isabel o algún animalito con nombre terminado en ito, ero o illo aunque el pan es mi debilidad…. Salud.

  2. Viñalarga dijo:

    cochinito, corderillo, cabritero ?

    • Paracelso dijo:

      …por ejemplo, Viñalarga Puf y ahora que me acuerdo unos conejitos para echarles a porteriori ali-oli, que se hacen un momento. Y luego, cuando baje la intensidad del calor, un flan de doce huevos o un pudin al baño maría. Voy a ir decidiento dónde colocar el horno y haciendo algún replanteo. Salud

  3. Irene dijo:

    es lo que tiene el ser humano, cuando tienes algo que no te sirve y lo vas a tirar, si ves a alguien interesado le ponemos un precio… y que sea bien alto! En fin, a nosotros nos ha pasado ya varias veces con los sitios que buscamos para poner abejas, pero todo es negociar. O esperar a que los tire e ir luego a buscarlos! jejeje.
    De todas maneras lo de la panadería yo también lo veo… que rico, pan de horno de leña, no como el de ahora!

    • Paracelso dijo:

      Pues sí, ya me han comentado dónde están tirando los escombros. Me viene bien para rebuscar algún medio adobe o terciados, pero la chica tampoco aprieta y le retiraré al menos 100.
      Hemos intentado entre alguno de sus hermanos, algun amigo y yo convencerla de que lo integre pero ha sido infructuoso. Es comprensible. Ocupa lo que una buena habitación. No obstante no tiene opciones: está muy mal situado en el centro del solar que le ha quedado después del derribo y le descompone todos los planes de ampliación de su casa. Me decía que no puede derribarlo más que poco a poco porque lo está haciendo ella casi sola. Así podremos ver cómo está construido y aprender. Salud.

  4. Vericueto dijo:

    todo eso se hace suponiendo, con los permisos pertinentes tanto en la obra como en la compra del material.

    • Paracelso dijo:

      En efecto, pediré permiso de obra para hacer un horno en mi casa adjuntando un plano de situación a escala 1: 25.000, firmado por un aparejador colegiado, que me cobrará alrededor de… más las tasas municipales; lo mismo que paga el que levanta un edificio de tres plantas a partir de un montón de piedras, superando los límites de altitud regulados, ignorado normas subsidiarias aprobadas para la comunidad, con graves deficiencia constructivas, invadiendo fincas colindantes… pagaré esos mismos 30 euros que le han cobrado a un vecino por instalar un toldo en la puerta de su casa. Pagaré lo mismo que todos aquellos que se han hecho a lo largo de decenios e ilegalmente sus casas, sin orden ni control instalando escaleras en espacio público, etc o merced a recalificaciones y planes urbanísticos que benefician honestamente a familiares de primer grado de cargos electos o a vecinos afines a la política municipal. Pagaré lo mismo que el que corta los espacios públicos para uso privado con vallas o cadenas Pagaré lo mismo que han pagado los “correlindes” que se han apropiado de terreno común “enderezando” paredes. Pagaré las mismas cantidades que pagan los que arriendan, ceden y subarriendan fincas, huertas y prados para beneficio de propios y conocidos sin conocimiento de los propietarios. Por no hablar de los sectarios y oscuros asuntos de gestión de los cotos de caza, del clienterismo, el miedo, las amenazas nada veladas, etc etc.

      Está la cosa como para quedarse a vivir en el medio rural… Seguimos viviendo en una España definitivamente carca, de charanga y pandereta, decimonónica -en el peor sentido de la palabra- donde se aplica a rajatabla la ley del embudo: ancho para lo propio y estrecho para lo ajeno. “Me saco yo un ojo para que te quedes tu ciego”, dicen por aquí. Salud.

  5. deskarriado dijo:

    que buena pinta tienen esos materiales! y cuanto provecho, seguro, vas a sacar de ellos! recuerda que tenemos un horno por ahí a medias para hacer, ojalá pudiera y empezábamos por el tuyo.
    Un abrazo fuerte, ánimo y fuerza

    • Paracelso dijo:

      Lo que necesito ahora es tiempo. Hasta bien entrado el otoo no creo que pueda hacer mucho, pero ya tengo barro adobes, algn ladrillo refractario para la base, piedra suficiente… Salud.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s