DESKARRÍOS BIEN LIGADOS Y DOCUMENTADOS.

Foto:Cortesía de deskarriado.

Miro en los diccionarios descarriar(se)3. prnl. Dicho de una persona: separarse, apartarse o perderse de las demás con quienes iba en compañía o de las que la cuidaban y amparaban. DRALE.

Desviar-se, separar-se, alejar-se, apartar-se,  extraviar-se, perderse, desencaminar-se, viciar-se, pervertir-se. (Diccionario de sinónimos y antónimos.  F.C. Sainz de Robles)

Y en el Panhispánico también  con la valoración moral que todos conocemos:  . ‘Apartar(se) del camino adecuado”

Me envían un correo desde Cantabria Deskacarriados  y llevo un par de días manejando los archivos, la documentación y los enlaces que me han mostrado; abiertamente jugosos. La causalidad es el Nudo Gordiano del inicio de una buena amistad. Respondo por correo a algunas cuestiones que suscitan sus comentarios:

Me sienta mal el silencio y te agradezco, D,  que me  tires de la lengua, me saques de este laconismo, de las dudas y la pereza para publicar.

Tengo recuerdos nebulosos de un  norte cálido y húmedo, de la comida, de las casas con animales en las cuadras,  de la gente de tez blanca. ¡Y de Altamira, leches! Ya se que son  tópicos pero he visitado  la cueva y he tenido ocasión de  tumbarme  un buen rato a ver sus imágenes.   Asombroso  de verdad.  Lo pude entender algo mejor después; me refiero al vértigo del tiempo,  a las preocupaciones míticas y a esas  locas  manifestaciones  artísticas.  Hace poco leí que pudieran ser sus autores los graffiteros de su tiempo, trabajando con “nocturnidad” y a escondidas de todos y que  produjeran  desde entonces, cuanto menos,    una cierta desazón a los que observaran los pigmentos. Unos provocadores en la  más diáfana  y abierta de sus acepciones.

No me gusta ser muy prolijo en el blog porque respeto el medio  y sobre todo a los raros   lectores y no quiero copiar o repetir asuntos que otros ya hacen mejor que yo.  Tampoco voy a estar contando cada día si una gallina se come un gusano o lo que han crecido unas lechugas en la última semana.  También lo hacen otros mejor que yo.  Decidí insistir más en los temas de construcción porque no hay mucho en la red que aborde las cuestiones de forma práctica y me encela ir volcando las cosas que voy haciendo.    Y luego siempre me escuece un poco esa herida literaria y eso sí que es más gratificante, como recibir correos como el vuestro.

Estos días -de gran actividad por aquí-  los preparativos de la huerta  y las peonadas en la regadera me han quitado tiempo y concentración para publicar alguna entrada, pero ya ando maquinando y preparando material para hacer un horno de adobes tradicional e ir colocándolo en el blog todo el proceso desde la fabricación de los bloques al horneado de unos panes.

Voy a sembrar apenas un poco de legumbre, unas matas de tomates…  esta temporada porque van saliendo otras tareas.

Este modo de vida procede de la intuición y de las usanzas acopiadas  de forma poco  consciente durante ya muchos años, de rozarse con los trabajos y los oficios, pero sobre todo  de la curiosidad y de la convicción de que siempre se puede vivir mejor y sin dolor.

Más que  fruto de la asimilación teórica de una corriente o regla concreta, que suele derivarse de propuestas  estructuradas  en torno a una idea filosófica o religiosa de diverso origen   o a una figura singular y que siguen  modelos muy personales cuando no pseudomesiánicos,  lo que hago es el resultado de recolectar como las abejas en mil y un lugares de mi entorno geográfico y cultural más cercano.    Y el horno puede ser un buen ejemplo: tengo una idea básica de cómo hacerlo después de consultar fuentes diversas y haber curioseado por tanta ruina de la zona.  Aún quedan, no obstante,  muchos en pié. Lo fundamental es poner ladrillo refractario en la base para que coja temperatura y colocar adobes, al menos de doce o catorce cms de grosor y no muy largos para poder ir cerrando  la cúpula con comodidad.  Una vez  cerrado se puede poner una malla gallinera para evitar que se abra con los calentones e ir cubriendo todo con capas de barro y repasarlo por dentro con barro tb.  Creo que le pondré unas ménsulas de piedra o unos ángulos  a ambos lados de la boca del horno para poder montar un tiro  o chimenea que  recoja el humo y lo saque al exterior.

Un cierto pragmatismo y el sentido utilitario, los efectos inmediatos tan imperiosos,  nos empujan a ojos vista a adherirnos a una disciplina alternativa para obtener resultados y que sea nuestra tutora, en ausencia de referentes de otro tipo o por agotamiento y hartazgo de los anteriores.   Pero es que todo lo que le ha pasado a uno vale.  Los personajes más peligrosos  de este mundo son los renegados y los conversos.

Si algo persigo con relativo éxito es evitar caer en el sectarismo, la intransigencia…  De la buena disposición para cotejar, enfrentar, elegir, glosar, purgar  o rechazar opciones intelectuales,  filosofías de vida o proyectos -como se prefiera denominar-  depende en mi caso el grado de simpatía que me merece lo que  veo escucho y leo.

Y  me encantan los dilemas, poder optar. Y me chifla el azar y la casualidad.

Estos días pensaba que empezaba a llegar el momento de disfrutar sin complejos de ciertos conocimientos dispares -y en su mayoría inútiles- que te hacen la existencia  más tangible y gustosa.  (Me ha venido “al pelo” tu mensaje para explayarme).  Me salen cosas que nunca pudiera haber imaginado poder pergeñar. Se hacer un potaje, puedo cultivar girasoles, soy capaz de ponerme de acuerdo con las personas para hacer cosas, entiendo lo que leo y vislumbro con más eficacia los planes  e intenciones,  los actos de algunos  humanos.

Me enseñaron a coger de cada voz, de cada disciplina lo que más dotado de sentido científico,  artístico o de puro divertimento me ofrecía, dinámica  que con los años ha conformado un batiburrillo del pensamiento que me saca de apuros.

Pero es que toda  esta historia es  consecuencia, tengo para mí,  de un ferviente individualismo, de la perspectiva egoísta y cómoda de que algún día me dejen tranquilo, pero  directamente proporcionado con el culto  irrenunciable  a la amistad.

Además:

Muy interesantes los archivos que me mandas.  Muy buenos los documentos que me remites. Ya había curioseado en la red sobre los hornos y las estufas rusas pero  hasta ahora no me había topado con una documentación tan completa.   Explican  bien los procesos constructivos de todos lo tipos que muestran.   Ya he visto cosas que podré aplicar. Gracias.

Me he suscrito a uno de los foros de fuentedepermacultura.org  que me recomiendas y completaré estas primeras impresiones.

He podido echar un vistazo al espacio de Josuah http://foro.fuentedepermacultura.org/index.php?board=52.0   Por lo que he podido ver, efectivamente, vuelca información de primera mano -su mano- y eso tiene un valor incuestionable. Me he detenido en las referencias dedicadas a las gallinas y todas son estimulantes,  precisas y ofreciendo alternativas siempre.  Hay que ir a las fuentes,  al origen de la información, a  los que se documentan bien y este chaval es   -coincido contigo- un serio yacimiento de conductas  y  prácticas en el medio campesino, un  estímulo  para una nueva ruralidad;  sencillo, accesible, riguroso de verdad…

Algunas veces encuentras contenidos muy tendenciosos o sectarios en la red.  Me aburren  los gurús y  los hipnotizadores mediáticos.  Pero  este hombre actúa en nombre propio, no excluye otras propuestas de su campo temático,  ni descalifica. Mantiene un nivel justo de complicidad. Francamente objetivo, sus comunicados, sus tandas de impresiones son consecuencia y objeto de indagación personal.    De una curiosidad contagiosa, ¿no?

Ya iremos comentando temas. Salud.

Salud.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Blogografía. Guarda el enlace permanente.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s