EL GALLO MOSCA. (Unas risas con Grouchito)

Es el que más vidilla da estos días al gallinero. Grouchito, el de la foto de inicio encaramado en la ruina.   Siempre llamando la atención.   Prácticamete ha recuperado el plumaje deteriorado. Como las hembras andan huidas para sacar unos huevos de kika se sube literalmente por las paredes. Las nuevas incorporaciones ya no le seducen, toda vez que las ha colocado en su sitio. Las pollitas de andaluza azul, la de guinea -tan grandona y haciendo de madre adolescente-  la barrada y la aperdizada van en buena compaña a todas partes y se adormecen al sol sobre cualquier piedra templada.  Han pasado una semana en el pajar en la idea de que se adaptaran a la temperatura del lugar.  Están cambiando la pluma y acabo de vacunarlas para pasarlas a la corrala.

He colocado unas codornices en una jaula de  buen tamaño pero me desconciertan un poco. Una de ellas se ha estado pegando trastazos contra la malla hasta quedarse ciega; ha perecido por inanición, desquiciada.    Cruces y cruces, ensayos y pruebas, incubadoras…. (Han inventado un pollo que hipertrofia las pechugas para su aprovechamiento cárnico). Las restantes ya han empezado a poner huevos. Aún no me he detenido a identificar al macho. Creo que la clave está en el color de las plumas del pecho.

Me comentaba  mensh la desconfianza y la dentera que le causaban las soluciones genéticas selectivas en el mundillo  de las aves de exposición o de pura raza.  Me gustan todas las gallinas y me río… Si el origen es de sangre azul cuestan una pasta y no entro al trapo.   ¡Quién pillara algunos descartes! le refería al vecino isleño.   Si me regalan algún ejemplar local  lo acojo sin remilgos y tengo muy presentes  algunos criadores de confianza.

Ya he comentado alguna vez que es más ajustado hablar en términos de razas autóctonas   -y no es un eufemismo- ; aquellas que son fruto en muchos casos de un empeño loable -pero también infructuoso en otros- de recuperación de  aves que poblaron los patios y corrales desde siempre, tradicionales, pero también del buen juicio y la sabiduría intuitiva de los criadores de aves  más domésticos.  Me fio de los que  han tenido gallinas toda la vida en casa para comerse los huevos y algún macho cebado  por navidad.

Tiene todo esto un sesgo de ocio urbano , de coleccionista competitivo, de exhibicionismo impúdico, de  cría de mascotas con  mercadotecnia colateral.    Hoy me he encontrado con un concurso canino en unos viveros y ojito  lo  que arrastra, pero tengo que reconocer que he disfrutado con razas que nunca había visto, excepto en las colecciones de cromos que hacía de chaval.

Tampoco voy a dejar de disfrutar de ejemplares hermosos si me tocan, los elijo o me salen  y  prefiero -como creo  queda reflejado en esta sección- mostrar los “eventos consuetudinarios que acontecen” en el gallinero o el anecdotario, más que atender  a la pureza racial de sus integrantes.

Son divertidas, le serenan a uno,   permiten hacer analogías literarias, cinéfilas o  vecinales, aproximaciones  más o menos oportunas, pero nunca  con la pretensión,  ejemplarizante,  al estilo de alguna compañía de dibujos animados, de equiparar tendenciosamente el comportamiento  animal al patrón humano.  Voy prefiriendo los  enredos  del gallus gallus al del homo sapiens.

 Acabo haciendo juicios de valor  y  las entradas van perdiendo su intención utilitaria primigenia. No está mal este  formato de la página de opinión,  ¿y lo me divierte?

Grouchito no tiene los problemas de Harold Lloyd en su famosa  ascensión; la escena es una primicia rodada esta mañana, se lo aseguro.

Foto: Fundación Harold Lloyd

Hacía tiempo que quería asomarme al  vértigo del ciudadano inmerso en la  crisis.

después de tanto todo para nada”   seguimos pendientes de un cabo sin amarre, de las agujas de un reloj y con una “porra de Damocles” encima.

http://www.youtube.com/watch?

http://www.lobosolitario.com/foro/imagenes/almuerzo-en-el-rascacielos/

http://cinefagosanonimos.blogspot.com.es/2010/05/la-pelicula-del-mes.html

O ¿quien no ha visto Almorzando en el rascacielos,  la foto de Charles Ebbets colgada en los años 80 en las casas de media españa?

”] No he podido eludir el tópico,  pero  la cuestión es que  hizo alguna más.

Y ya me cayo que aquel vértigo risueño sugerido por el gallo enano se ha convertido en una “casa de citas”.     Salud

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Las gallinas, Visto lo visto.... Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a EL GALLO MOSCA. (Unas risas con Grouchito)

  1. Lo de las codornices me ha recordado a nuestra experiencia en ese campo… Recuerdo ver una jaula que tenía mi abuelo con codornices, se las veía más relajadas, ponían sus huevos y te podías acercar. Las mías también estaban un poco tarumbas. Un abrazo

    • Paracelso dijo:

      Quizs me anime a criar alguna cuando sepa si tengo algn macho, claro, colocando los huevos a las kikas cuando se pongan cluecas. Salud.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s