LA ROCALLA

La vocación de esta gacetilla es mostrar mis industrias.  Me sé pocas lecciones y  tengo inclinación  a comentar y parafrasear  los esfuerzos  más personales  o disertaciones de los otros. Hay un poso eufórico en casi todos los garitos agrarios que me encuentro sobre  un asiento evocador,  de añoranza de otro lugar, otro tiempo,  de costumbres o instantes recuperables -incluso de los que no son propios-  un aura de soledad.

Como no sé dónde clasificar esta entrada tendría  que dar de alta una nueva sección dedicada a la jardinería aunque podría ir perfectamente en la categoría  MANOBRA.

Hay en el patio un amplio esquinazo en el que aflora un cancho duro como el acero que en un principio pretendía utilizar como descansillo de una escalera, cuando la casa estaba proyectada en esta zona. En realidad no me estorba. Muy al contrario puede convertirse en un elemento ornamental.

He presentado en los dos laterales  unos arriates y esta primavera tengo que ir llenándolos de plantas.  Del lado de la izquierda hay ya un rosal trepador de flores blancas, un rosal  lunero aromático. Dos  pies de boj que me proporcionan por las mañanas cuando  casi no ha salido casi el sol un aroma particularmente estimulante; tengo que poner alguno más aunque no den flor. Se mantienen verdes todo el año.

Hay azucenas, lirios, una peonía que separé de una planta del monte, menta piperita,  una ruda y en un tiesto de grandes dimensiones con  unos sarmientos de vid roja que irán tapando moderadamente la pared.   Creo que una planta de melisa puede volver a brotar.   La idea es que esta “piedrecita” sea utilizada como base para un caño, fluencia  o cascada artificial, pero lleva su tiempo; hay que preparar el circuito, hacer la acometida eléctrica, adaptar una bomba de lavadora o similar, hacer una pequeña alberca que recoja el agua… pero entre tanto he ido poniendo plantas bulbosas en cualquier recipiente: medio tonel, un barreño galvanizado, jardineras de plástico y en la  base recogidas por unas piedras musgosas unos  jacintos  tulipanes….  El sonido  y el olor es un elemento fundamental del paisaje.

Hay mucho material de construcción y piedras por medio y no me hago con esto aún.

Estas notas intrascendentes y  poco prácticas  para el lector avezado me ayudan a organizar el tiempo y a configurar empresas en el entorno más doméstico.

El que esté todo manga por hombro no impide ir poniendo plantas que necesitan algunos años para estar en plena forma.  Cambio de tajo.   Eso que se lleva adelantado.

Es el caso también  de unos sarmientos que planté en la parte exterior que da a un callejón, pero como me los han arrancado  he proporcionado  a nuevos esquejes otra ubicación.  Dos años perdidos; ya tenían unos metros  y podían empezar a ir cubriendo. No me interesan  las uvas;  las avispas y los cuidados que necesitan me  han llevado en otras ocasiones  y lugares a quitarles el fruto enseguida y utilizarlas para sombra.

Del otro lado, en el macizo que levanté hace algunas semanas ya, he colocado dos camelias, algunas bulbosas, tupinambo… en  espera de poder comprar otro rosal trepador,  consolidar  el grueso de la población  floral  e intercalar más  variedades de  temporada: capuchinas, claveles chinos,  pelargonios…y poner algún  tiesto.

Puede quedar bien como  un cortinón  íntimo de disímiles   texturas, naturalezas, aromas o  colores  dentro del corral.    Salud.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La manobra. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LA ROCALLA

  1. María José dijo:

    Me gustan esos rincones que encierran un montón de historias entre esas vetustas piedras. Me gusta el desorden, de una mente ordenada como parece ser la tuya. Tu blog es un blog lleno de vida!
    Un saludo

    • Paracelso dijo:

      Precisamente son los comentarios y la relacin de enlaces los aspectos que ms valoro en la ctica lahuertadelosrobles.. La exposicin de enlaces dice mucho de la personalidad del autor de un blog.

      Cuando empec a frecuentar este corraln encontraba entre las piedras de sus lindes objetos domsticos como cucharas, mangos de navaja (cuantas patatas se habr comido con ellas!) hornillos para calentar comidas -fabricados con una simple lata- restos de aperos oxidados, de calzado

      A juzgar por lo poco que he podido descargar de tu blog por las veleidades dela red creo que puedes ser una muy estimable vecina. Ya tengo deberes para estos das, si quiero trastear un poco por tu blog, repasar la galera multicolor de fotos y reconocerme en tus inquietudes artsticas. Respeto a los que saben dibujar, pintar, sacarle notas un instrumento musical, o que colocan dos palabras juntas para emocionar. Y admiro a los jardineros y agricultores, minuciosos y pacientes.

      Salud.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s