UNA ANÉCDOTA.

Y ahora ¿por donde?

Mas pistas

Ya ves, Alberto,  en las imágenes, que tengo harina para muchas huellas, pero por ahora no ha caído ningún bípedo.  En  realidad aunque el pueblo parezca vacío todo “quisque” sabe cuando entro y cuando salgo.   La vida de los otros es el deporte local,  hasta no te imaginas qué grado de maledicencia y crueldad.  No es de extrañar que acudan  como raposas a curiosear. Me encanta ver a las aves tomando baños de arena, nieve o sol.

Lo de las gallinas es una putada anectótica. Abundemos un poco en el tema.

Ausentarse de casa unos días no supone abandonar a las aves.    Están atendidas como es debido.  Andan sueltas en un amplio corral, soleado y con  una hermosa huerta para pastar.    Por la noche no duermen en un gallinero hecho con pallets.  Tampoco van a estar en una jaula  siempre, por grande que  ésta sea.

Las gallinas no son para mí un entretenimiento, aunque disfrute criándolas.

Las gallinas y los pollos se comen. Lo que ocurre es que se me han adelantado un par de años. Cuando una gallina acaba su ciclo de puesta hay que sacrificarla y si crío pollos no es para tener un zoo o mostrarlos a la galería como el summun de la conciencia ecológica.
A pesar de que vivo en el campo,  no me puedo permitir idealizarlo, ni tengo ningún prurito bucólico. Tampoco puedo hacerme a la idea de vivir ajeno a la naturaleza.

No me siento cómodo con esa dispoción al  sacrificio, a la  penitencia, al trabajo mortificante y expiatorio tan arraigado en  zonas rurales como esta.

El agro es otra cosa: es duro e inexorable a veces.  Lamentablemente,  se aprende a base de tortas, decepciones y encontronazos con el paisanaje; no todo gira alrededor del ganado y las huertas.

No vivo en un adosado con patio trasero, ni siquiera en una segunda vivienda con parcela   donde plantar unos frutales, cultivar unas lechugas en macetas o tener unas gallinas como mascotas.
De modo que siempre me será posible mejorar las medidas de seguridad  y blindar las instalaciones  para  que cuando, por cualquier motivo,  uno se ausente, no haya problemas.

Refería  en el post  anterior, que hace unos días, en contacto por mail,  un  criador asturiano me comentaba que había tenido importantes pérdidas  por causas parecidas, hasta que se gastó “la pasta” en mejorar los recintos y electrificarlos. Claro,  uno aprende con los errores.    Tuvo que invertir en reponer las bajas.  Nunca hubiese pensado que me las pudieran robar, si ha sido el caso, pero ¡si se llevan hasta los somieres viejos que se utilizan como portillos de los prados!; ocho le  han quitado este invierno ya  a un paisano que tiene unas docenas de vacas y no por eso va a  pagar un guarda jurado o dejar de ir un fin de semana a ver a su primo, pongamos por caso.
Las aldeas están despobladas,  la fauna local, en  el más extendido significado del término -y como es natural- dispone y se mueve a sus anchas.  El invierno  pasado una zorra acabó con un becerro de unos días de otro ganadero tras devorarle los tendones.  Y no es un caso aislado. En ocasiones las vacas paren por la noche  y las raposas les muerden el hocico apenas nacidos no pueden mamar y mueren. Recuerdo a los lectores que cuando tienen ocho meses… van derechitas al matadero  ¿Cuanto vale una ternera? Pobrecitas, nadie la cuida.

Los vecinos  han pedido permiso para hacer alguna batida y controlar la población de zorros.  ¿Recuerdan las polémicas con los lobos en Zamora? No hay conejos, no hay codornices… ¿Quién llegó primero?  ¿Qué es más importante?  Yo soy de la panda de los lobos, calro, porque lo leo en los periódicos y me entristece que limiten su expansión, pero al que tenga vacas y la actividad  le permita mantener una familia  con esa actividad y vivir en contacto con la naturaleza, esos bellos animales  no le hacen ninguna gracia.   La solución parece clara: entre todos, via impuestos, le pagamos al ganadero las reses muertas. ¿no? O mejor: que las críe estabuladas.  Total, yo como poca carne, podrá argumentarse. Los matices  de una larga polémica.

Hace dos veranos -creo haberlo contado ya- unos perros acabaron con mas de una docena de ovejas en varias aldeas. Simplemente las mataron.  Los campesinos octogenarios, dudo que tuvieran  a los animales desatendidos, ni van a renunciar a comprar otras pocas si le sacan algún rendimiento.  Llegaron a elucubrar  algunos  con la posibilidad de que hubieran sido lobos, pero en los mentideros aseguraron que fueron  los “asistentes caninos” de un  sujeto, de profesión carnicero que, según contaron, los  alimentaba  con vísceras y huesos. El perro que come crudo mata  y eso que  tienen  los perros desde tiempos inmemoriales  para cuidar el ganado.   Si pueden escamotean alguna gallina. Esto es así.   ¿Cómo lo arreglamos? Los perros están sueltos en la calle todo el día hasta que hacen falta y las autoridades son los primeros  diestros del cartel.

Gran parte de la cabaña ganadera cercana a la montaña está siendo sacrificada porque los venados escapados de las zonas de la reserva natural de Gredos transmiten enfermedades (brucelosis,  etc.) a las vacas.  Y los abuelillos, por supuesto, tienen que tener vacas subvencionadas porque tienen  derecho a complementar una  mierda de pensión o porque, siendo labradores ricos, son ruines;  qué más da.

Las vacas se acaban, la agricultura  se acaba, los montes se cierran y se secan.  Los nuevos caciques están haciéndose con el control de los cotos.   Media España es un hotel y la otra media va camino de convertirse en un  gran coto de caza.
¿Porqué les cuento todo esto?  Me meto en el barro hasta el cuello, pero sólo hasta el cuello. Papeles para la discusión.

Salud

Anuncios
Esta entrada fue publicada en El paisanaje, Las gallinas. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a UNA ANÉCDOTA.

  1. alberto dijo:

    Lo que da si un comentario. Yo practico el deporte local, coche que pasa o cuando ladran las perras, ya estoy en la ventana, andan por aqui vaciando casas y ya he llamado varias veces a la policia y han venido, una fruste el robo en la casa de un vecino, al salir porque la perra ladraba mucho y enseñaba los dientos , algo no estaba bien, y se piraron, solo le reventaron la ventana. Y en otro caso, le entraron, pero les pude dar la matricula del coche.
    Si tener animales no te permite ni ir a misa, pues, adios animales? no creo que dejarlos un par de dias sin estar , sea tan grave, los depredadores, aunque te ausentes una hora para ir al medico te la pueden liar, tienen que comer y en el campo, como dices no hay nada, conejos con mixomatosis, perdices que comen las semillas tratadas y no se pueden reproducir, etc, eso si interesan corzos y ciervos para que puedan hacer cacerias los señoritos.
    El campo se esta despoblando porque eso es lo que interesa, menos gente demandando servicios que sale mas caro que en las grandes ciuidades, pero los impuestos tienes que pagarlos igual y cada vez mas limitaciones para hacer algo. Pero ellos pueden venir y hacer una macroourbanización y un centro comercial y cines y restaurantes , otro centro de ocio de la ciudad.
    Bueno que me lio y te lleno el blog con el comentario.

    • Paracelso dijo:

      En la aldea donde estoy levantando la casa viven ahora en invierno como mucho cuatro personas. No pasan más cosas porque apenas hay nada que sacar. Pero luego los oriundos del pueblo no quieren que se instale nadie, pretenden mantener todo en un limbo de olvido para que no cambie nada. ¡Qué paradojas.! Ahora ¡Qué gustito en soledad! No soy optimista. Salud.

  2. panero dijo:

    Estupendo tu blog. Me siento un poco identificado cuando comentas que no dejas a tus gallinas abandonadas por ausentarse unos días y que no duermen entre “pallets”, aunque a las mías no les va a quedar más remedio. Tengo doce gallinas y dos gallos en mi casa, así como siete ocas. Vivo en un pueblo que ya no es tal por su cercanía con la capital y tengo unos vecinos maravillosos que están encantados con mis animales pero… el estruendo que me preparan todos los días los gallos (y las ocas por la noche) me hace tomar la determinación de llevarlas a una parcela que tengo a una hora de mi casa (en coche) y me siento un poco culpable. Estoy precisamente preparando un gallinero movil y un gallinero de palets ya que allí no tengo construcción alguna… Dejaré algunas gallinas en casa… ¡por si acaso! Salutem.

    • Paracelso dijo:

      Qu gratificante es siempre comentar ancdotas y pareceres relacionados con las gallinas. Me estimula para superar esa vaguera ma innata para ponerme a hacer cualquier cosa, como publicar regularmente en el blog.

      Tampoco vamos a martirizaros, Panero. Las gallinas aguantan carros y carretas si tienen agua y alimento pero claro se disfruta menos de ellas si se tiene el gallinero lejos. En realidad mi corral dista mucho de ser un modelo. No he utilizado pallets pero s puertas, maderas, palos, tejas de los derribos de la zona. He aprendido a fuerza de equivocarme. Soy muy descuidado.

      Este invierno compr una oca de semanas precisamente para eso, para alegrar un poco el gallinero, (haba estado viendo la pgina de la gallina vasca donde muestran algunos ejemplares autctonos extraordinarios) pero, como ya sabes, cuando son pequeas tienden a seguirte como si fueran un cachorro y preparando un da los semilleros al darme la vuelta para coger unos tiestos la pis y me la cargu. Imagina el berrinche despus de haberla estado criando en casa debajo de una mesa con su luz infrarroja etc. Luego he ido informndome un poco y al parecer son un poco cochinas, ensucian los huevos y hay que procurar limpiarlos muy bien por el tema de la salmonelosis.

      Me da un poco pelusa el rebao de ocas. Recuerdo que hace unos aos en un pueblo de Toledo que mantiene un ejido perfectamente conservado, se paseaban y pastaban -se puede decir as?- a su antojo al menos una docena y media de ocas entre lo pajares, teas cuadras comunales y las fuentes para dar agua al ganado. Emocionante de verdad: qu elegantes y qu autoridad, sueltas por toda la campa a las afueras del pueblo. Salud.

      • panero dijo:

        La verdad es que las ocas sucias son un rato pero, como tú mismo dices, elegantes como ellas solas. La parcela donde las voy a llevar está vallada con malla a dos metros de altura y terreno en abundancia para que pasten. Como tiene encinas podrán probar también las bellotas. La verdad que es el consuelo que me queda porque reconozco que no las puedo tener más en casa. Este año han sacado adelante cinco crías y ya tienen casi dos meses. Seguro que serán más felices allí. Además, son más resistentes que las gallinas. No necesitan refugio alguno ni en pleno invierno. En casa se lo tengo preparado y la hembra ha criado fuera, junto a la valla de mi vecino, bajo un tablero donde le poníamos la comida para que no se mojara cuando llueve. Allí de lo único que tendré que ocuparme es de que no les falte agua. Sin duda que las echaré de menos. Aunque… también es una perfecta excusa para ir un par de veces por semana y si me animo… incluso poner un par de cerditos. Si hay que ir… se va… pero ir ‘pa na…’.
        Se me olvidaba. ¿El centro ese de Valladolid donde adquiriste castellanas negras está abierto a todo el mundo para comprar ejemplares? Si es así, seguro que tendré que ampliar mi gallinero. No lo dudes. Salutem.

      • Paracelso dijo:

        Puedes comprar las gallinas en el INEA sin problemas, Panero. Yo me acerqu a por ellas, pero te las pueden mandar por agencia, aunque eso encarece bastante el tema. Yo te doy un correo para que te pongas en contacto con Flix Revilla, si quieres, que es el que lleva el tema. Preguntas si tienen ejemplares disponibles, etc y decides. Son gallinas de raza, con garanta.

        Yo compr unos ejemplares preciosos sobre todo un macho espectacular pero los he ido perdiendo. Ahora estoy emperrado con las pintas asturianas y me gustara meter marradune, pero siempre tengo castellanas. Estn muy locas Estos das han estado poniendo debajo de unas maderas que tengo en el corral y ojito a lo que me ha costado localizar el nidal. Y es que tienen mucho vicio porque las dejo a su aire bastante sueltas y tendra que encerrarlas mucho tiempo para que volvieran a poner en los lugares habilitados al efecto. Los cerdos te cuestan “los cuartos”. Ya no es como antao que se mantenan y engordaban con relativa facilidad en un entorno rural. Lo que les puede ofrecer la naturaleza es insuficiente para alimentarlos bien por amplia que sea la parcela y el pienso est carsimo. No he criado nunca cerdos, pero un vecino ha tenido este invierno un par de “cerditos” y los tuvo que sacrificar antes de tiempo porque se coman 6 euros a la semana y el grano a vuelto a subir. A mi siempre me dicen por aqu que porqu me gasto tanto en gallinas tan raras y caras pero luego les da un puntito de envidia. Haz cuentas, pero como yo siempre digo cada uno se gasta el dinero cmo y dnde la da la gana. Salud.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s