REPLANTEO Y EJECUCIÓN DE UNA LOSA DE HORMIGÓN.

Estos días previos a Navidad he preparado  una losa de hormigón de unos 25 metros cuadrados para después consolidar alguno de los muros de piedra que están en peores condiciones. Estos muros se hicieron hace más de cien años como cerramiento para un corral y tiene unas piedras en la base de unas dimensiones considerables; una buena cimentación que no pienso tocar.

Previamente rellené las partes más bajas del terreo con bloques de piedra y a continuación hice un lecho de canto rodado y arena de río para colocar una malla de 6 mm; la dejé elevada para que se integrara bien en el hormigón.

No he tenido que hacer ningún tipo de nivelación de tierras ni buscar firmes, como cuando se realizan unos cimientos para la construcción de una casa; esta parte  de la casa se levantará sobre una enorme lancha de gneis que sobresale de la tierra. Creo que no se van a producir movimientos de asentamiento siquiera.

Este verano levanté unos pilares con ladrillo tosco, bloques de cemento  y piedra para dejarla vista y una pared de medio pie sobre el firme de roca. Ahora tocaba echar una capa, no muy gruesa, de hormigón.

Para hacer una losa lo más importante es replantear el espacio y dosificar escrupulosamente las cantidades de cada una de las masas. Debe quedar, así mismo, perfectamente nivelada (y lo más homogénea que sea posible, si la hacemos en rampa o en pendiente.)

Establecí un nivel de arranque y fui pasando niveles a los rincones y a otros puntos más o menos equidistantes con unas reglas y el nivel.

Esta operación se puede hacer de una manera más precisa y para todo el conjunto de la obra con una “goma de pasar niveles”, pero es necesaria la ayuda de otra persona. En otro momento se podrá precisar en qué consiste este artilugio y como se procede.

Se necesitan unas guías para que, una vez niveladas, se tomen como referencia a la hora de extender homogéneamente el hormigón. Prepararé, entonces, unos reglones de hierro (se puede hacer con cachas de madera) para utilizarlos cómo líneas maestras sobre las que arrastrar el material. Es fundamental fijar bien estas maestras con mortero, varilla corrugada, estacas o yeso para no llevárnoslas al extender la masa o por la presión.

Yo coloqué por todo el perímetro del espacio que quería rellenar de hormigón -utilizando el nivel – unas reglas de 4X4 cms, que son las que se usan más frecuentemente en la construcción. Luego, cuando el hormigón fraguó ligeramente las retiré para no perderlas.

Muros,  reglas, inicio del tendido…  Es bueno y recomedable que nos pongamos de rodillas sobre un saco con serrín o un trozo de goma espuma ( si no tenemos ayuda).  Cuando se hace en cuclillas,  de pie y agachados o apoyándonos en una sóla rodilla,  estamos muy desetabilizados, se fuerza la columna y no podemos hacer suficiente fuerza para traer hacia nosotros el material.  Cada uno  tiene sus posturas  y se puede apañar como mejor le convenga, pero  se hacen   sobresfuerzos y se trabaja de forma muy incómoda. En el suelo hay que trabajar siempre que sea posible equilibrados y asentados con piés y las dos  rodillas en el piso.

La losa es muy grande para hacerla de una vez. (A no ser que el material lo proporcione de una planta de hormigón en una cuba.)

En el caso de que no se termine en el día, la unión con el trabajo del día siguiente se puede utilizar como junta de dilatación poniendo con antelación una madera fina o poliestireno de 1 cm (el popular corcho blanco) y hacer varias losas en una.

Preparé varias tandas o manos para repartir la mezcla.

En la foto se aprecia la consolidación de la mano anterior, la malla, la guía, el arranque del cierre de la losa y las herramientas que  he utilizado: paletón, regla y fratás.

Si el terreno sobre el que se realiza una  cimentación con losa no es muy estable, no es suficientemente gruesa o no se arma con malla de hierro corrugado es muy probable que se parta.

No conozco en profundidad la tecnología del hormigón pero puedo comentar, industriosos lectores,  que el hormigón, una vez   ha fraguado, se dilata y se contrae con los cambios de temperatura, es decir, empuja.

En la fotografía creo que se observa que la losa que hice está empotrada entre muros levantados con antelación, de modo que he colocado unas tiras de poliestireno de tres cms para separar la losa de los muros.

La dosificación habitual para el hormigón armado en una losa es: 1:2.4 es decir una medida (por ejemplo un cubo de goma o de chapa) de cemento, dos de arena y cuatro de grava, con unos 27 litros de agua.. Esta es una proporción óptima para pilares y estructuras armadas.

Pero nosotros vamos a hacer pequeños trabajos como arreglar un patio, preparar una acera, el suelo de un pajar, un almacén o garaje… En estos casos se puede poner una malla más fina y hacer un acabado con una proporción de 1:3:6 y con unos 36 litros de agua. La cantidad de agua es más difícil de calcular, pues depende de factores como la humedad de la arena o su granulometría. La arena mojada aumenta el volumen dela mezcla.

Pero no debe haber ningún problema. Estos datos sobre el agua son una referencia. Yo no peso el material nunca, ni mido el agua por litros. No estamos haciendo bricolaje, ni tampoco una torre de viviendas.

Lo más conveniente es dejar el hormigón un poco mas duro que blando, aunque eso suponga trabajar un poco más para extenderlo. El exceso de agua cuando se prepara una masa siempre perjudica el fraguado y la resistencia final. En un trabajo concreto donde tengamos que preparar una buena cantidad de hormigoneras tenemos que ser más prácticos, de otro modo nos podemos eternizar.

Notas sobre la ejecución de la losa.

Yo lo hago de la siguiente manera:

Echo en la hormigonera pequeña (150 litros ) un cubo de agua y uno de grava. A continuación las medidas -o cubos- de cemento de la proporción que haya decidido y dejo que se mezcle bien. Es a partir de entonces cuando se puede ir incorporando el resto del material hasta completar la serie. Si se echa el cemento y el agua primero se pega al fondo y luego la máquina no mezcla bien los materiales. Insisto, es preferible quedarse corto de agua y luego ir rectificando con pequeñas cantidades hasta conseguir la consistencia deseada.

Otro inconveniente de hacer el hormigón  muy blando es que suele derramarse  cuando se trasporta al tajo. Como en el llamado “síndrome del tiesto lleno” en jardinería, tendemos a llenar la carretilla y lo ponemos todo perdido. Como norma, en el transporte de cualquier material, recomiendo más viajes con menos cantidad de material.

El hormigón debe ser compactado y evitar así que queden huecos o burbujas. Se suele extender con una paleta, unas rastrillas o una llana, para luego ir trayéndolo “rastreando” con una regla. Si nos ayuda alguien (uno a cada lado de la regla o listón) podemos abarcar más. Vamos comprobando el nivelado del material y repasamos con un fratás  (Especie de llana de madera o plástico para portar pequeñas cantidades de material o para repasar los acabados. Objeto verde en las fotos. ) si queremos que quede muy fino el acabado o para dejar más homogénea la superficie. Echamos más masas y continuamos con el trabajo. Podremos observar como, al tender la masa, el agua tiende a subir hacia la superficie y se encharca. Cuanto más lo toquemos peor se maneja.

Para ir finalizando esta  entrada, tengo que hacer mención al control del fraguado.

El hormigón debe estar hidratado al menos durante siete u ocho días. Si se pierde el agua de forma muy rápida se produce una contracción acelerada y se quiebra con más facilidad.

Lo mismo ocurre con la argamasa normal con cemento y arena, en enfoscados o soleras.

En invierno o en climas húmedos no hay problema, pero si hacemos el trabajo en verano y a pleno sol debemos taparlo con plástico, sacos de rafia, cartón, etc y regarlo abundantemente cuando haya “tirado”, preferentemente por la tarde y por la mañana. Un recurso muy práctico es colocar una lámina de plástico en la base de toda la losa, debajo de la malla o en la zona donde vamos a echar el hormigón, para evitar que el suelo -que normalmente es de tierra o áridos- absorban el agua. Con este sistema la evaporación es más lenta y el hormigón está más tiempo húmedo El plástico no es, en ningún caso un aislante, porque se rompe o degrada al pisarlo. En el supuesto de querer aislar la losa de los elementos que vayan sobre ella, se utilizan telas asfálticas, breas, cloro-caucho, o materiales similares, una vez terminada.

Si se trabaja en pleno invierno -poco recomendable para estas tareas- se pueden evitar problemas con las heladas añadiendo aditivos especiales muy conocidos y que suelen tener los almacenes de construcción. La empresa Sika comercializa una amplia variedad de productos con altas prestaciones para estos menesteres.

Es importante, si se hace un poco a mano, mezclar los materiales sobre un suelo limpio y duro, sobre una solera de cemento u hormigón, en una batea y no sobre la tierra; se mezcla muy mal al clavarse la pala y se desvirtúa la masa.

Se mezcla primero la arena y el cemento con las medidas pertinentes dándole un par de vueltas, se hace un hoyo en el centro y se incorpora la grava. Echamos el agua y vamos arropando o amontonando la masa por todo el borde hasta que nos vayamos encontrando la mezcla más húmeda y esté empapado todo. Si lo dejamos unos minutos el agua se repartirá sola. Es el momento en que podemos comenzar a mezclar el hormigón rectificando la cantidad de agua, si fuera necesario, hasta conseguir la consistencia deseada Es recomendable hacer masas pequeñas y mezclar todo bien.

Como para muchas de estas entradas echo de menos la grabación de un video que complementara y explicara determinadas acciones o trabajos que cuesta más exponer. No obstante espero que sean de provecho estas notas y las fotografías adjuntas.

He realizado este trabajo con la ayuda inestimable de un amigo y la fuerza mecánica de una hormigonera profesional pequeña de 150 l. Existen otras con menos litros y de peor calidad (los engranajes, ejes y soportes no son de hierro.) Son las que yo llamo de bricolaje que efectivamente son más baratas, te sacan de un apuro de fin de semana, pero suelen “doblar” con las primeras vueltas.

En la construcción no hay que escatimar en medios o maquinaria porque el “racaneo” va en detrimento de los resultados finales y sobre todo de la seguridad. Si los trabajos mas duros los hace una máquina tenemos menos posibilidades de lesionarnos, accidentarnos o pegarnos palizas absurdas.

Salud.

A modo de glosario

Gneis: El gneis es una roca metamórfica, muy abundante en la Sierra de Gredos formada en las profundidades de los bordes de colisión continental. Se caracteriza por la presencia de minerales de grano grueso, como las micas visibles a simple vista.

El gneis muestra franjas alternas de minerales ferromagnesianos oscuros y minerales claros, como cuarzo y feldespato. Se puede formar tanto a partir de rocas ígneas graníticas como de rocas sedimentarias. El Gneis resiste más a la erosión y suele formar crestas y estratos que dan al paisaje un aspecto escarpado y abrupto. Fuente. Escuela CIMA.

Junta de dilatación: Como ya he comentado los materiales de construcción, una vez colocados se ven sometidos a contracciones, expansiones o alabeos debidos a modificaciones en función de la temperatura y la humedad ambientes. La tensión que genera el hormigón, los solados, los muros, las soleras, etc no pueden ser mayores que la resistencia interna de los mismos porque llega un momento en que se abren grietas o se parten.

La dimensión de la junta varía en función de las características de los elementos integrantes y la distancia entre una junta y la siguiente, si fueran necesarias más. Se puede poner una junta cada 8 o´10 metros aproximadamente. No es nada eficaz coger una radial y hacer una ranura del grueso del disco (unos 5 cms) y menos aún si no abarca todo el grueso de la obra.

Las juntas de dilatación dejan una luz o espacio en toda la sección de la estructura y entre elementos contiguos; luego se rellenan para  permitir la expansión de esos elementos. Habrán observado, atentos lectores, cómo en algunos trabajos de solado de aceras o plazas se ven levantadas longitudinalmente muchas losas. Formando un montículo. Eso se debe a que no se dejaron espacios para la expansión de los materiales. Yo cuando he realizado solados en exteriores suelo dejar una junta de 2 cms cada 10 metros aproximadamente.

Replantear: Es el conjunto de operaciones que tienen por objeto trasladar fielmente al terreno las indicaciones de los planos de una obra, eso afecta a cualquier trabajo o elemento,  desde las dimensiones del conjunto a la colocación de un azulejo. Como nosotros no vamos a pedir planos para hacer pequeños trabajos en casa, debemos entender que son todas esas acciones  que se precisan para comenzar un trabajo, mediciones, escuadras, nivelaciones, orientación, reparto de los elementos como piedras, ladrillos, materiales cerámicos. Etc. En realidad esta entrada puede entenderse como el replanteo de una losa de hormigón. Salud.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La manobra. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a REPLANTEO Y EJECUCIÓN DE UNA LOSA DE HORMIGÓN.

  1. pacorbe dijo:

    Me ha gustado ésta entrada. Viene muy bien para los profanos en construcción. Muchas gracias, de algo me servirá.

  2. mensh dijo:

    Buenas noches Paracelso,
    Quizás es algo atrevido pedirlo en el supuesto de que estés en más menesteres pero:
    Podrías continuar mostrándonos el proceso de rehabilitación de ese espacio?
    Personalmente me atráen muchísimo los procesos de recuperación de espacios anexos a viviendas para integrarlos a las mismas.
    Seguro que muchos agradeceremos el esfuerzo que te pueda suponer seguir facilitándonos información tan clara y prolija.

    Salut, y gracias de antemano.

    • Paracelso dijo:

      Por supuesto que lo haré. Se me hace pequeño el espacio de los comentarios para contestar. Hago una entrada y respondo a vuestras notas. salud.

  3. Eduardo dijo:

    Muchas gracias, Paracelso. Yo para la primera construcción que haremos próximamente en el campo estoy en manos de los pros. Después haré algunas probatinas de albañilería, tengo varios proyectos. Saludos.

  4. Paracelso dijo:

    Me encanta la palabra: probatiña, me refiero.
    Es muy significante. ¿Es lo mismo que en Castilla llamamos reforma, pequeña obra, chapuza…?
    Los “pros” son una lotería pero en todas las zonas los hay buenos, regulares y malos. Los que trabajan fino suelen cobrar caro. A los que corren hay que vigilarlos… “Por sus obras los conoceréis”, se suele decir. Pues eso. Salud.

    • Eduardo dijo:

      Pues esta palabreja “probatina” la he aprendido de colegas de trabajo norteños, castellanos y cántabros por más señas. Ellos la usan como diminutivo de prueba. En el estilo de mi pueblo hubiera dicho “después voy a hacer unos enreos”. Para las pequeñas obras o chapuzas tenemos una palabra curiosa: “garnacha”, que es una variedad de uva. Así que a los que se dedican a ello se les llama garnacheros.

  5. nellson dijo:

    es agradable saber un poco mas

  6. nellson dijo:

    me gusto la informacion

    • Paracelso dijo:

      Tengo problemas de conexin y el blog, por tanto, en parada tcnica. Siempre pienso, al publicar entradas de este tipo, en poner informacin precisa y clara.Otra cosa es su aprobechamiento. Gracias y salud.

      > Date: Mon, 5 Aug 2013 15:27:49 +0000 > To: fhmsolerias@hotmail.com >

  7. JR dijo:

    voy a hacer por primera vez y sin tener la menor idea una losa de hormigón con 4 zapatas para posteriormente convertirla en porche para aparcar el coche. Voy a seguir tu paso a paso a pies juntillas. Gracias Paracelso. Que Dios reparta suerte.

  8. Paracelso dijo:

    Confía en tu pericia, hombre. Si te vas a poner es que te sientes capaz. Quizas te venga bien no hacerlo sólo. Si quieres envíame alguna foto al correo personal (fhmsolerias@hotmail.com) y te ayudo a distancia en lo que pueda… Siempre, salud.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s