SE FUE LA LUZ

Cuando más enfrascado estaba en  la lectura, apagón.   Han sido apenas unos minutos; me  ha cogido comenzando una nueva tanda de entradas del libro “Diario de un hombre pálido”,  un poco en suspenso por la idea del ritmo.  Le tomo prestada a Juan Gracia  Armendáriz la cita de Josep Pla  que precede al  DÍA CIEN y que suscitaba tal atención:

” La formación intelectual de un hombre o  de una mujer requiere cuidados persistentes. Llegar a dominar un instrumento o una herramienta es cosa de larga paciencia. Los antiguos decían comprensivamente: ars longa, vita brevis. ¿Y el Amor? ¿Y el ritmo de las cosechas? ¿Y la cocina? Todo lento lentísimo.”

He encendido un par de bujías.

Salud

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cajón de citas. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a SE FUE LA LUZ

  1. El sabio rural, ¿no es cierto? Un abrazo y felices fiestas

    • Paracelso dijo:

      ¡Qué va! Es insistencia, interés por lo que ocurre alrededor.
      Felices y relajadas fiestas, para tí y los tuyos, también.
      Con el año nuevo hay que renovar esfuerzos por fomentar la vida en el medio rural. Tengo la firme convicción de que las condiciones de vida que ofrece podría sacar de apuros a muchos desheredados de la ciudad. Salud

  2. Paracelso dijo:

    Oigo ese mismo comentario a mucha gente que, paradogicamente, vive en la ciudad. Pero muchos vienen como turistas de fin de semana procurando no mancharse las zapatillas de bosta. Soy un ingenuo o demasiado idealista.
    Pero ¡qué cono! llevas razón: seguramente sea mejor que los montes y las zonas cultivadas durante decenios vuelvan a su ser: un gran bosque mediterráneo. Me encuentro muy tranquilo entre ruinas de pajares, casas abandonadas o baldíos llenos de ortigas y espinos. Ni me da pena, ni me transmite sensación de soledad. Escucho frecuentemente las dudas de muchos habitantes “pata negra” en relación a la propiedad de las tierras. Ya no saben ni de quién son.

    Me da cierto regustillo observar cómo por estos parajes de las inmediaciones de Gredos el sotobosque y la maleza hacen ya algunos rincones impracticables, ante la alarma quejumbrosa de los oriundos. Observan cómo se pierde tanto trabajo de sus antepasados con indolencia, sin apenas instrumentos para revertir el proceso. La idea generalizada es que “esto” se acaba. Hay pueblos que ya se han convertido en urbanizaciones rurales o segundas residencias. Incluso puede que tengamos que pagar nosotros la supervivencia de ciertos nucleos via impuestos. Felices fiestas y salud

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s