Imperdonable exceso de confianza.

Me tenía que tocar.   Después de tantos esfuerzos para conseguir para las gallinas una situación cómoda y segura, un imperdonable exceso de confianza ha supuesto la pérdida de la mitad del gallinero.   He estado varios días dejando la puerta del gallinero abierta en la idea de que por la mañana no tendrían que esperar a que me levantase para salir al corral.

Bien claro me lo han dicho mis vecinos, bien explícitos son los manuales y páginas web al respecto: cuidado con los animales salvajes y los perros. No me pesan los recursos empleados en su alimentación durante estos meses, ni mi tiempo, pero a nadie le gusta perder cosas.

Creo que a mí me ha tocado alguna zorra.  Son oportunistas. Estoy convencido de que han rondado el gallinero muchas noches.  Saben que al aumentar la presencia humana en el pueblo también se acrecientan las posibilidades de encontrar alimento.  El monte está vivo. No sólo se ven correr jabatos tras el rastro de la cochina o tejones por la noche, lagartos ocelados o  jinetas;  también hay zorros, muchos zorros que complementan la falta de caza menor con las aportaciones desinteresadas de los incautos como yo.

Han sucumbido cuatro barradas –más vulnerables por su peso- y  dos pollos.  Siempre caen los mejores:  Ocelón “el de las patas ligeras” también. Verlo correr por la huerta derrapando en las losas de piedra era un  placer. Un desastre, sobre todo en lo que concierne a las ponedoras que son las que sustentan la regularidad de la puesta.    Tengo la obligación de reponer inmediatamente el equilibrio que había establecido y,  desde luego, restablecer mi orgullo vulnerado.   Máxima: se debe mantener el gallinero seguro.

Tengo unos pollitos de la última cloquez de  Federíka  y otro fallo de ingeniería hizo que un pollito castellano se escabullera por un hueco del reservado que les preparé, callera de cierta altura y lo perdiera también.

Altas  y bajas. Entradas y salidas.  Esto sigue y el granjero inexperto aprende de los errores. Voy a reponer las tolvas de pienso y los bebederos para las damnificadas.  Revisaré los posibles accesos para las jinetas. Volveré a limpiar la caseta donde duermen y aumentaré los metros de perchas donde duermen.  Un poco más de sombra.  Ración extra de hortalizas y calabazas. La inveterada educación judeocristiana que nunca elegí me pide expiar las culpas.  Tengo que ir  mirando la forma de hacerme con unas marradune y averiguar  si el criador donde compré las barradas aún tiene ejemplares.   El susto que se han llevado las demás ha hecho que dejen de poner.  pronto recuperará el gallinero  de la Huerta de los robles su alegría natural.  El rastro de plumas por la calle que lleva a las afueras  ha contribuido a que  la noticia diera “vidilla”  a los mentideros del pueblo.  Todo el mundo se ha enterado y me han vuelto a insistir sobre la “bicha”.  Un gesto desinteresado, por supuesto: el suceso ha contribuido a la cohesión social del pueblo.   Muestro alguna foto políticamente incorrectas fruto del interés por la anatomía aviar. Debo conocer los procedimientos de sacrificio y limpieza de las aves, de modo  y manera que me he puesto manos a la obra y, dejando de lado alguna sensación extraña, todo ha ido “como sugieren los cánones” y espero tomar una buena sopa con el caldo de las gallinas que no se han podido llevar. O un arrocito.

Sería una buena oportunidad para introducir algunas  vascas o moriscas.  Veremos   Salud.

Comienza la limpieza.

Después de quitarle las plumas hay que abrir y retirar las vísceras.Todo el sistema reproductor a la vista. Con el huevo que hubiese puesto esa mañana y los sucesivos óvulos.Óvulos en espera.También hay buenas noticias. Sigo sacando pollitos adelante.Voy a ir entrenando también a "Chao" como perro pastor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Las gallinas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Imperdonable exceso de confianza.

  1. Lo siento mucho tio, la verdad esque es una faena.

    Yo llevo mas de dos años cerrándoles la trampilla cada noche y la verdad que mas de una vez tuve la tentación de dejarla abierta ¿que les iba a pasar?. Pero al final, aunque sea por el “no vaya a ser”, voy todos los días a cerrar y meter dentro a algunos de los patos, que non con como las gallinas en lo de recogerse y se quedan fuera.

    Donde yo vivo no hay bicheria salvaje, pero si perros y en una ocasión uno entró en la huerta, rompió la alambrada y mató a un pollo que tenía en un pequeño corral junto con otros dos, que ante el panorama no dudaron y se tiraron al mar, jajaja. Se salvaron gracias a eso.

    Venga, ánimo.

    PD: el corralillo de marras http://laplazademertesaker.blogspot.com/2010/07/para-quitar-el-anuncio-1.html

  2. robin dijo:

    A nosotros se nos ha muerto el gallo. Una cojera, nada en apariencia. Pero a los tres días, muerto.
    Nosotros tenemos el corral al ladito de la casa. Hay zorros por aquí.
    Lo que no nos atrevimos es a comernos al gallo: al monte lo llevamos, para las águilas.

  3. Paracelso dijo:

    Por aquí no tienen ningún problema en comérselo, Robin, pero si os digo la verdad bastante he tenido con la lección de anatomía. No me las comeré. Los zorros son cánidos ¿no? y pueden tener alguna enfermedad.. Haré lo mismo que vosotros. En las cercanías anida una pareja perdiceras y muchos milanos.(De todas maneras lo consultaré con una amiga veterinaria). Así que a contribuir con la cadena alimentaria. Salud.

  4. alberto dijo:

    Ya lo siento , es una putada, despues de estar criandolas y cuando ya las coges cariño , encontraselas asi. La unica lección que te queda es repasar todo el gallinero y dejarlo que ni las bombas entren.
    Salu2

  5. Paracelso dijo:

    Así va quedando, Alberto, pero ha sido una verdadera conmoción entre las aves. Han dejado de poner de forma radical y una de ellas -no se´si por casualidad- se ha puesto clueca y está empollando un sólo huevo. Es una pena tenerla 21 días así,de modo que me pensaré si dejo que siga su instinto natural. Las cosas importantes se aprenden tarde.Salud.

  6. antonpercal dijo:

    Qué dolor, Lo siento. En donde estos haciendo los gallineros abunda el zorro, ya se ha dejado ver rondando el futuro corral, curioseando sin miedo. Parece que han perdido vergüenza y se han vuelto unos vagos que comen de contenedores y roban o comparten comida a perros y gatos. Habrá que tener infinito cuidado porque donde este una buena gallina que se quite la comida rápida.
    Saluz!

  7. soulportrait dijo:

    Pues si que es putada… ya véis como le honra al zorro la expresión “Eres más listo que un zorro viejo”. Hay que cerrarlo todo a cal y canto. A nosotros nos mataron 25 gallinas hace 8 años (sólo dos se salvaron porque se subieron a un árbol -kikas, claro) y desde entonces lo tenemos todo cerrado. No entran ni las comadrejas. Las comadrejas entran por la malla ancha, hay que poner de cuadros o hexágonos pequeños por encima de la malla ancha.

    • Paracelso dijo:

      A mí se me han librado las castellanas. Tienen mucho vuelo y no es tan fácil pillarlas. Me dicen que no suelen comérselas y que les chupan la sangre. Pero esta que me ha tocado, si está criando, se ha llevado cuatro para alimentar a los cachorros. Aún estoy limpiando plumas del zipi-zape. Salud, soulportrait

  8. Paracelso dijo:

    Yo tampoco voy a criminalizar a la zorra.Aunque por aquí esté considerada alimaña y se pueda matar sin problema tampoco voy a emprender una cruzada.La culpa es mía por dejar la puerta abierta y no ser constante en la vigilancia. Antón, recuerdo en que, en una ocasión, que en la sierra de Guadarrama una zorra se llevó literalmente de las manos de un senderista una bolsa con varias barras de pan. Imagina el pasmo de los chavales. Y los demás que estábamos almorzando cerca tronchándonos de risa. Acabamos llamándola colmillo porque un día nos fijamos que tenía uno sólo. El monte está muy humanizado pero la historia de las zorras es ancestral.Está en los cuentos en las leyendas, en las fábulas… y a la apuerta de nuestras casas Salud.

  9. Rafa dijo:

    Lo de menos son las gallinas. Lo importante del suceso es el magnifico relato que has dejado. Mis felicitaciones.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s