A cada una por su nombre.

En estas últimas semanas los gallos  castellanos empiezan a imponer su carácter y el patrón se va definiendo.  El más grande –Ocelón- tiene rémiges y caireles  de un verde metálico y discreto, pero lo que más llama la atención es el contraste entre el rojo intenso de las crestas o las barbillas y el blanco neto de las orejillas sobre el conjunto negro; quiere ya hacerse el amo del gallinero, pero las barradas son gallinas pesadas y le hacen correr en más de una ocasión.  El hermano pequeño  –Elanus-  creo que ha asumido su papel de segundón y acompaña indolente  al mayoral  en sus incursiones.

Se han ido sucediendo altas y bajas en el corral. Han muerto dos pollos y una castellana que venía manifestando signos de debilidad desde hacía algún tiempo.  Pero he incorporado un joven macho negro de la zona, procedente del gallinero del  boticario del pueblo  vecino.   Hace mes y medio visité  su corral y le pedí que me lo apartara. Mas bien  enjuto y seco, muestra un carácter esquivo e independiente.  Corre “que se las pela” cuando alcanza algún trozo de hortaliza  para evitar que se lo quiten.  Creo que lo voy a llamar Malgenius.    Mal asunto poner nombre as las aves. Eso se soluciona metiendo más.

Las castellanas han empezado a poner con cierta regularidad unos huevos pequeños,  blancos y  puntiagudos en las zonas más altas que encuentran con la seguridad  de un nidal o en los sitios más peregrinos como a la sombra de una maceta de la huerta. Voy a tener que colgar cestos o baldas a cierta altura, si eso es lo que les gusta,  para hagan la puesta y acostumbrarme a dejar algún huevo de muestra.

Loemina, la gallina que me dio el panadero, sigue atendiendo a los cinco pollos que le quedan en el reservado  que les preparé.  Comen todo el verde bien picado que les echo junto con  grano y maíz partidos.  En cuanto coloque un corto zócalo perimetral de malla mas fina  en el corral, para que no se salgan, los pongo a todos juntos.  Estas son algunas imágenes del panorama.  Salud.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Las gallinas. Guarda el enlace permanente.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s