A “engüerar”.

El domingo pasé a ver al panadero que reparte  por la zona. Mantiene desde hace años un gallinero equilibrado y eficaz.  Me comentó que tenía dos o tres gallinas “engüerando”, esto es cluecas, y otras con pollos ya nacidos y le comenté si me podía dar  algún huevo para que los saque adelante  Federika, la enana.     Me he vuelto a despistar  y se ha escondido entre unos palos que tengo en un rincón con 9 huevos. Otra vez nueve nuevos. Son los que puede cubrir.  Ni se ha inmutado. Se los he ido retirando y tenían una temperatura extraordinariamente cálida. Es el calor de la vida.

Ocelón, el gallo más grande de castellana negra debe andar ahora por el sexto mes y a pesar se sus intentos matutinos por cubrir a las gallinas no creo que haya fertilizado los de la kika.   De modo que le he puesto seis huevos, que van del blanco a rosado, de unas que el panadero llama castellanas y que efectivamente son negras y  al parecer son fruto de los intentos de mejora que ha ido haciendo para obtener huevos mas grandes. Las ha  cruzando con un gallo también híbrido, de modo que no mantienen el patrón.  Ahora a esperar.  Si todo sale bien espero poder hacerme con huevos de Marradune y repetir el proceso.

Los huevos fritos con patatas y buen pan, por si alguien lo había olvidado, están deliciosos. Salud.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Las gallinas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s