EL BLOG

“Es concebible como real otro hábitat que el del poder puesto que hay otros moradores que los siervos.  Puesto que para la existencia de una cultura no es necesaria la masividad de su práctica; basta con la coherencia y tenacidad de sus principios”

Norberto Chaves.

Dibujo JB.

Este es mi espacio y el de mis amigos. La distancia…Me desenvuelvo ahora, mejor que nunca en la  trama cultural  de la Galaxia Gutemberg. Pero el soporte lo ha cambiado todo. Todo vale en internet  y si te demoras o te entretienes en poner tildes te quedas tirado en la cuneta.  Corren tiempos de “lenguaje jibarizado” como dice Emilio Lledó; me temo que también de pensamiento.  Lo importante no es la tecnología, el juguete. Tampoco tiene que ser un espectáculo de circo romano, ni el gritón de la impudicia;  Terreno abonado para los jaleadores de la ignorancia.   Proyecta,  como dice Juan Gelman , la imagen de hombres como “vinos flojitos”

La palabra es  resistencia y subversión en la red social. Pongo  las primeras palabras como si fueran los cimientos  de un templo románico. No entiendo los espacios vacíos, por eso lleno este “cuaderno de rayas” con historias que llegaron hace tiempo  y con  fragmentos  de vida en el mundo campesino. Los trabajos en el tiempo,  a distancia suficiente de los estandartes de hormigón.

Las  entradas, como teselas de la experiencia y la memoria,  serán fijadas como en un  minucioso  mosaico romano.

Se puede ver en esta pantalla las tareas del  “loco de las gallinas”, al nuevo destripaterrones. Tenía que suceder.  Cuido de mis gallinas. Intento cultivar  para  comerme lo que crece en el huerto. No es ocio, ni entretenimiento.  El paisaje no me ignora; me ofrece trabajo y reposo. Las manos son las que recuerdan, decía un poeta al que le gustaba hacer vino. Ahora mis manos están verdes  la mayor parte del tiempo.

La huerta de Los Robles no es un diario, ni unas memorias pastoriles, ni un manifiesto por entregas, ni la gacetilla de un visionario. Es sólo literatura. Mirando a campo abierto me salen  historias insignificantes. Hago, en el  silencio burbujeante de la cocina, potaje, mermelada de frambuesas… o visito  la web de Ibán, ( su nombre es vasco) el maestro panadero y periodista.

La escritura es sanadora para los locos y no voy a traicionar mi propia verborrea.  Hablo de la tierra madura, del gallinero, del monte, del río de Heráclito, de la montaña, de lo que hago con las manos,  de las fases de la luna… Ahora que no puedo caminar, escribo.

Este es el blog de mis compinches.  Guarda direcciones valiosas de mis vecinos más cercanos. Guarda sus imágenes, sus expectativas y conflictos.  Milicianos de la causa de la metáfora y la naturaleza.

Siempre bienvenidos es el título de un libro de John Berger. Debería ser el nombre de este blog.  La cortina está abullonada por una ligera brisa  pero la puerta está siempre abierta (llegan sonidos tenues del campo. Llegan ecos confusos  de la ciudad, como si nunca la hubiese conocido.)   Se puede entrar sin llamar.

Un blog,  o mejor dicho: la escritura  y  la fotografía  te ayudan a administrar mejor la soledad. Me gusta citar y comentar.  El arte no te permite en ocasiones  manifestar tu opinión sobre las cosas con claridad.   Me gusta retrucar lo que hacen o escriben los demás:   la liturgia de la comunicación privada, sin estruendo, oculta…   bajo el influjo de Hermes.  Pues eso.

Un filósofo inglés  incitaba a hacer bocetos, aunque no se fuera pintor, porque te enseña a agudizar la atención y se aprende a mirar.  Más allá del umbral de la dirección están los bocetos de la naturaleza que me rodea pero también los apuntes de las discrepancias y cabreos que me produce la sociedad tecnocrática.   Ahora hacemos fotos. Bien.

Salud.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a EL BLOG

  1. robin dijo:

    Amas las palabras. Yo, me he quedado sin ellas. Pura magia. Salud.

  2. Francisco Haro dijo:

    Están ahí y somos libres para hacer con ellas lo que queramos. Y no cuestan nada. Salud.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s