>A mi manera.

>

No puedo por menos que reproducir el comentario  que hice a  Ibán, maestro panadero, a propósito de unas lentejas. Soy un glosador nato.  Al final salió una receta. Así aprovecho e inauguro una nueva sección.

Deberíamos rendir culto a la legumbre.  Me gustan hasta los “torraos”, como llaman castizamente a los garbanzos tostados. El otro día, con unas temperaturas de 4 bajo cero a medio día, me preparé un menú especialmente energético, pero al mismo tiempo pleno de sabores. Hacía unos días que tenía en la cocina unas judías “canela” que cultiva un paisano de esta zona de El barco de Ávila . Las había cocinado a fuego muy lento con unos pocos retales que tenía. Unos champis , tomate, pimiento rojo y verde, cebolla colorada, ajos, una patata, zanahoria, laurel y perejil con su punta de pimentón de La Vera.
Pero esta vez le di al potaje un poco de color y aroma exóticos con unos pliegos de kombu. Qué combinación más sorprendente !. Qué finura de algas! Dicen, además que evita las flatulencias. Siempre he pensado que no se debe echar grasa animal a las legumbres; desvirtúa el sabor y pueden llegar a ser una bomba de efectos retardados. Había puesto tb en la bandeja unos higos secos de cuello de dama para rellenarlos con nueces. No pude privarme tampoco de un trocito de chocolate puro con almendras y un chupito de un limoncillo que hacen por la zona de Chinchón. Total, onanismo puro y duro. Eres una fuente inagotable de inspiración. Salud.Deberíamos rendir culto a la legumbre. Me gustan hasta los “torraos”, como llaman castizamente a los garbanzos tostados. El otro día, con unas temperaturas de 4 bajo cero a medio día, me preparé un menú especialmente energético, pero al mismo tiempo pleno de sabores. Hacía unos días que tenía en la cocina unas judías “canela” que cultiva un paisano de esta zona de El barco de Ávila . Las había cocinado a fuego muy lento con unos pocos retales que tenía. Unos champis , tomate, pimiento rojo y verde, cebolla colorada, ajos, una patata, zanahoria, laurel y perejil con su punta de pimentón de La Vera. Pero esta vez le di al potaje un poco de color y aroma exóticos con unos pliegos de kombu. Qué combinación más sorprendente !. Qué finura de algas! Dicen, además que evita las flatulencias. Siempre he pensado que no se debe echar grasa animal a las legumbres; desvirtúa el sabor y pueden llegar a ser una bomba de efectos retardados. Había puesto tb en la bandeja unos higos secos de cuello de dama para rellenarlos con nueces. No pude privarme tampoco de un trocito de chocolate puro con almendras y un chupito de un limoncillo que hacen por la zona de Chinchón. Total, onanismo puro y duro. Eres una fuente inagotable de inspiración. Salud.

Ahora viendo las fotos me doy cuenta  que se me había olvidado que quedaban por casa unos orejones y que de postre me comí un plátano.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bueno para comer. y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Puedes dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s